Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?


Israel no consiguió matar al líder del brazo armado de Hamas, dijo un portavoz en el canal de televisión del grupo, Al Aqsa, horas después de que la esposa y un hijo de Mohamed al Deif murieran en un ataque aéreo.

"El enemigo sionista fracasó en su intento de asesinar al comandante general Abu Jaled", dijo Sami Abu Zuhri, el portavoz, empleando el nombre de guerra de Mohamed al Deif y vestido.

Abu Zuhri afirmó que Al Deif no se encontraba en la casa en la que anoche murieron su segunda esposa y su hija, de siete meses, al ser bombardeada por la aviación israelí.

Desde primera hora de la mañana, la prensa israelí especuló con la posibilidad de que el propio Al Deif -que ya se ha librado de otros cinco intentos de asesinato israelíes- hubiera sido alcanzado en ese ataque ya que entre los escombros de la vivienda había un tercer cadáver no identificado.

Sin embargo, ya a primera hora de la tarde, el portavoz del ministerio gazatí de Salud, Asraf Al Qedra, explicó, que junto a la esposa del comandante y su hija también perecieron otra mujer y una adolescente de 14 años, sin aludir a un hombre al que muchos gazatíes consideran un héroe.

Al Deif llegó a la jefatura de la milicia de Hamás en el 2002, tras el asesinato, a manos de Israel, de su predecesor en el cargo, Saleh Shehade.

Hoy, en un multitudinario entierro de su esposa e hija, cientos de personas prometieron no conceder paz "a los colonialistas israelíes" hasta que el propio comandante de Hamas les pida que lo hagan.

Israel no ha confirmado ni desmentido de forma oficial que Al Deif fuera el objetivo de su ataque, pero algunos de sus ministros han dejado entrever que así fue.

En declaraciones a la edición matutina de la radio militar de Israel, el ministro de Interior, Gideon Saar, afirmó que "Al Deif merece la muerte igual que (el ex líder de la red terrorista internacional, Osama) Bin Laden".

"Es un objetivo legítimo", agregó, un argumento al que poco después se sumó su colega, la ministra israelí de Justicia y ex jefa del último y fracasado proceso de diálogo con los palestinos, Tzipi Livni.

"Intentar matar a una persona que está involucrada en terrorismo no es solo legitimo sino deseable a mis ojos. Durante todo este tiempo, he apoyado matar a los líderes terroristas", respondió al ser preguntada por la prensa local.