Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?



De todos los ordenadores personales que se venden en el mundo, nueve de cada diez lo hacen con Windows preinstalado. Esto obliga al cliente a pagar, además del hardware, un sistema operativo que tal vez no desee, pero sin el cual no puede acceder a la compra del equipo. A esta práctica se la conoce popularmente como “tasa Microsoft” y es una de las razones de la implantación masiva de Windows en el mercado de consumo.

“el Tribunal Supremo italiano ha declarado ilegal la práctica de obligar a los usuarios a pagar por una licencia de Windows preinstalado cuando compran un PC"

El Supremo italiano razona el fallo tal que así:

El software preinstalado no es como la venta de un coche con sus componentes (las 4 ruedas, el motor, etc.) que, por tanto, se venden de forma conjunta. La compra de una ordenador con software preinstalado requiere que el usuario apruebe dos contratos diferentes: el primero cuando compra el equipo, y el segundo, cuando enciende el equipo por primera vez y está obligado a aceptar o no los términos de la licencia del software preinstalado.

Si el usuario no acepta la licencia de software, tiene el derecho a mantener el ordenador e instalar otro tipo de software sin tener que pagar por la licencia de Windows.


“Los fabricantes de ordenadores que operan en Italia estarán obligados legalmente a reembolsar el dinero de la licencia de Windows“. Y no solo eso: “el fallo también obliga a los fabricantes a publicitar el valor del reembolso de la licencia de Windows en PCs nuevos y el procedimiento para que los usuarios soliciten el reembolso si así lo desean“.