Canales populares

Italia: la ultraderecha, cada vez más fuerte

El jefe de la Liga, Matteo Salvini, obtuvo una resonante victoria este domingo. Su socio en el poder, el Movimiento 5 Estrellas, en cambio perdió votos.


El ministro del Interior y jefe de la Liga, Matteo Salvini

Como estaba escrito en los pronósticos,el jefe de la Liga, Matteo Salvini, obtuvo una resonante victoria en las elecciones municipales parciales del domingo en Italia, en las que voto el 61% de casi siete millones de italianos convocados. El resultado empuja más a la derecha al gobierno que acaba de instalarse porque su socio y rival populista, el Movimiento 5 Estrellas, perdió bastantes sufragios debido a que muchos votantes venidos de la izquierda rechazan la alianza de Luigi Di Maio con el ultraderechista Salvini y prefirieron o abstenerse o negarle el consenso, dándole un oxígeno imprescindible al medio sofocado partido Democrático.

En cambio el PD de centro izquierda, que gobernó durante cinco años y perdió sonoramente en las elecciones del 4 de marzo, sufrió varias derrotas este domingo en municipios que dominaba, pero no quedó asfaltado por la oleada negra y salvó ciudades importantes como Brescia.


Matteo Salvini y su socio en el poder, Luigi Di Maio

En todas las regiones se repitió un esquema parecido. La Liga ganó en su alianza de centroderecha que arrastra a la alicaída Forza Italia, de Silvio Berlusconi, y a los Hermanos de Italia de Giorgia Meloni, un partido posfascista, y quedó bien colocada para los balotajes del 24 de este mes, mientras que el Movimiento 5 Estrellas no ganó prácticamente en ningún municipio y logró algunas, pocas, posiciones en las segundas vueltas.

Fue aún más chocante para los “grillinos” (por su fundador, Beppe Grillo), el haber sufrido derrotas contundentes en algunos de sus bastiones, como Sicilia. En Catania, segunda ciudad de la isla y la metrópoli más importante en la que se votó en estos comicios municipales, Salvo Pogliese de la centro derecha desalojó del poder al legendario Enzo Bianco, ex ministro del Interior, que desde casi tres decenios ocupaba el cargo de alcalde. El Movimiento 5 Estrellas quedó relegado.

En Toscana, tradicional bastión de la Italia “roja” en el centro del país, la centroderecha avanzó y peleará los balotajes con el partido democrático En Pisa, Massa y Siena, mientras que el Movimiento 5 Estrellas se cayó prácticamente del mapa electoral en los 20 municipios toscanos en liza.

Lo mismo ocurrió en Campania, donde el Movimiento 5 Estrellas esperaba una victoria como la que logró en las elecciones generales del 4 de marzo, pero solo consiguió pelear en un solo balotaje en Avellino contra l partido democrático.

Un militante resumió la sensación de desastre que viven los activistas “grillinos”, que en los comicios del 4 de marzo conquistó el 32,4% de los votos consagrándose el primer partido del país, al decir: “Hemos sufrido el abrazo mortal de la Liga de Salvini y el Movimiento 5 Estrellas retrocede de norte a Sur”.

Las pérdidas son vistosas vistosas y difusas, pero hieren en particular en el sur, donde los “grillinos” habían registrado en algunas zonas porcentajes de hasta el 50% en las elecciones nacionales de marzo.

Aunque la Liga de Salvini obtuvo en ellas el 17% de los votos, Luigi Di Maio se empeño en formalizar una alianza que muchos militantes consideraron, precisamente, un “abrazo mortal” porque los dos grandes movimientos populistas son esencialmente diferentes: los 5 Estrellas son antisistema pero también antifascistas, ambientalistas y defensores activos de los derechos humanos. La Liga de Salvini tiene un áspero talante de ultraderecha con tintes neofascistas, que su líder ejercita con mucho talento político para lanzar eslóganes directos (“los italianos primero”) xenófobos y racistas, y reivindicar una política nacionalista, veladamente hostil a la Unión Europea.

Los resultados de las elecciones municipales pesarán mucho en aumentar la desconfianza mutua entre los dos gigantes populistas italianos, cuando su alianza de gobierno recién se está sentando en la mesa del poder. En estos momentos se discute la designación de miles de cargos de la estructura burocrática, entre ellos decenas de viceministros y subsecretarios.
+12
19
0
19Comentarios