Check the new version here

Popular channels

James Brown no descansa en paz....

NUEVA YORK.- James Brown lleva muerto casi seis semanas, pero aún no encontró el descanso eterno. Una disputa sin precedentes por su herencia impide hasta ahora su entierro.

El sarcófago dorado, junto al cual miles de personas se despidieron del músico en los funerales celebrados en Nueva York y Augusta a fines de diciembre, al parecer se encuentra sellado al cuidado de una empresa funeraria amiga.

Brown, fallecido a los 73 años la mañana de Navidad tras una larga pulmonía, dejó la mayor parte de su millonario patrimonio a niños necesitados que quieran estudiar música.
Para ello creó ya en 2000 una fundación, que administra los derechos musicales ("Sex machine", "Please, please, please" y su propiedad de casi 25 hectáreas en Beech Island, cerca de Augusta, en el sur de Estados Unidos.

El testamento de la discordia

La apertura del testamento el 11 de enero fue una sorpresa. Los seis hijos adultos del legendario cantante sólo recbirán sus objetos personales como prendas de vestir, joyas y coches. Y la mujer que compartió con él los últimos años de su turbulenta vida, Tomi Rae Hynie, de 36 años, se queda sin nada. Tampoco hay nada previsto en el testamento para su hijo James Brown II, de cinco años.

Desde entonces se desató una pelea en la que, según el diario local "Augusta Chronicle", todos se enfrentan con todos. Los hijos adultos solicitaron un proceso de urgencia, para desautorizar a los administradores judiciales. Los acusan de administrar mal el legado y posiblemente incluso estar apartando una parte.

El abogado de Brown durante años, Albert Dallas, uno de los administradores, defiende a la fundación. "Mientras tenga aliento, implementaré su voluntad", dijo al "New York Times". Y sutilmente, el abogado recordó que la relación de los hijos con su famoso padre no era justamente brillante.

Dos de las hijas lo demandaron hace años por un millón de dólares, porque al parecer utilizó textos de canciones que supuestamente se inventaron juntos en su infancia. También la compañera de Brown, Tomi Rae Hynie, que junto al ataúd se dispidió con la desagarradora pieza "Hold On, I’m Comin’" (Espera, estoy llegando) lucha sin descansos.

Esposas aquí, hijos allá

Ella reclama como esposa número cuatro la mitad del patromonio total y para su hijo, una séptima parte de la otra mitad. La familia niega que la ex cantante de coro haya estado casada alguna vez legalmente con Brown. Cuando los dos se dieron el sí en 2001, Tomi Rae Hynie tenía en secreto, al menos en los papeles, aún otro marido. Ese enlace se anuló posteriormente, pero no hubo una segunda boda.

"Estaba humillado, furioso, triste. ¿Cómo podía volver a confiar en ella jamás?", dijo el abogado Dallas y añadió que posiblemente por eso Brown no modificó más adelante el testamento en favor de Rae Hynie.

De todos modos, la relación era más que turbulenta. En una ocasión el artista dio a conocer en un anunció a página entera la separación. Otra vez fue a parar a prisión por agresiones a su mujer. Los hijos adultos dudan además de que James Brown junior realmente sea hijo de James Brown senior.

Hasta que se aclaren todas estas cosas, podría pasar algún tiempo. Y hasta ahora no se prevé si antes de eso se llegará a un acuerdo sobre el sepelio. Los hijos, al parecer, planean convertir la propiedad en Beech Island en un mausoleo, de acuerdo al modelo de "Graceland" de Elvis Presley en Memphis, Tennessee, que atrae cada año a hasta 600 mil personas. Pero, de momento, la casa permanece cerrada. El ataúd con el cuerpo embalsamado fue trasladado a otro sitio el día en que se abrió el testamento.

fuente: www.emol.com (el mercurio online)
0
0
0
0
0No comments yet