Check the new version here

Popular channels

Japón anuncia millonario plan de infraestructura

Japón anuncia millonario plan de infraestructura y rivaliza con China en Asia

El gobierno nipón comunicará hoy un proyecto que contempla US$ 100 mil millones en puentes, trenes y una serie de edificaciones.



Japón reaccionó. En los próximos cinco años invertirá nada menos que US$ 100 mil millones en infraestructura en Asia. El primer ministro japonés, Shinzo Abe, anunciará hoy un plan que busca aumentar la inversión en caminos, puentes, trenes y edificaciones, y que pretende incrementar los préstamos para países asiáticos. Para los analistas, se trata de una respuesta a la creciente influencia de China en la región.

El millonario proyecto tiene lugar luego de que el ministro de Finanzas, Taro Aso, informara en una reunión del Banco de Desarrollo Asiático a principios de mes, que Japón estaba diseñando un proyecto para aumentar la inversión en la infraestructura en el continente. El anuncio también coincide con el crecimiento de la economía del país en los primeros tres meses de este año (ver recuadro). 

Japón ha decidido tomar el liderazgo luego que en octubre de 2014 China anunciara la creación del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (AIIB), institución que reúne a 57 miembros, incluidos algunos países europeos como Alemania, Reino Unido, Francia e Italia. El  objetivo de la institución es apoyar con financiamiento a proyectos de infraestructura en Asia. Un propósito similar al de Japón.  

El anuncio “apunta a demostrar la posición de Japón de contribuir a la construcción de infraestructura de excelencia en Asia, a través del desarrollo de capital humano, de tecnología y de esta forma, diferenciarse de AIIB. Así, Japón podría mantener un alto perfil en la región”, según la agencia japonesa Jiji Press. 

El monto de la inversión nipona es igual a la que propuso el banco chino, donde Beijing invertirá unos US$ 50 mil millones y junto a contribuciones de otros miembros, se dispondrá de más de US$ 100 mil millones en total.

A pesar de que a comienzos de año China les ofreció ser miembros del AIIB, Japón y Estados Unidos se han negado a integrarse. Según la agencia alemana DPA, la oposición de la Casa Blanca se debe al temor de que el AIIB pueda convertirse en un competidor del Banco Mundial o del Banco de Desarrollo Asiático (ADB), organización para el progreso económico de Asia y Pacífico, donde Japón es uno de los principales accionistas seguido por China. 

Precisamente, tal como temía Estados Unidos, la inversión japonesa podría provocar que los dos países se enfrenten y que el AIIB y ADB se conviertan en rivales en el mercado de infraestructura en el continente asiático, ya que ambas instituciones persiguen el mismo objetivo. Algunos detractores de estas iniciativas, dudan que sean necesarios esa cantidad de dólares para edificación. 

Influencia china 

Sin embargo, otros estiman que los miedos por la influencia de China son exagerados, y que el hecho de que en AIIB participen más de 50 miembros, permite diluir el poder de Beijing. 

Además, plantean que esta competencia podría terminar siendo beneficiosa para toda la región. De hecho, China ha explicado que el AIIB va a tomar una actitud inclusiva, abierta, y que será complementaria a los bancos ya existentes, estrechando las comunicaciones en la región. 

Cheng Fengying, directora del Instituto Global de Economía en la Academia de Ciencias Sociales de China, dijo al Global Times que Japón está realizando esta inversión por sus intereses económicos a pesar de su motivación política. “Después de ver el plan de China para invertir en infraestructura asiática, puede que Japón se haya dado cuenta de que ese mercado es grande y que no le estaba prestando suficiente atención”, dice Fengying. Y concluye: “Además de ser rivales, el ADB y el AIIB son también aliados. La región requiere más capital para el desarrollo de la infraestructura”.
0
0
0
0No comments yet