Check the new version here

Popular channels

japón llora en los alpes


La familia de uno de los dos pasajeros japoneses llega a Le Vernet desde la isla de Okaido para honrar la memoria de su ser querido ante la ladera de la montaña


Una gran bandera de Japón ondea frente a la montaña, desplegada junto a otra alemana. Cada una de sus cuatro puntas está sujeta por otros tantos agentes de Protección Civil. Dos diplomáticos de la embajada japonesa forman, de espaldas, esperando a la familia de Junichi Sato, uno de los dos japoneses que murieron en la tragedia



Lágrimas, palabras congeladas, una diminuta estela de humo que desprende la barra de incienso prendida por los familiares ante la lápida de granito con inscripciones en español, francés, alemán e inglés. Todo antes de adentrarse en el campo para estar más cerca y regresar, con el semblante partido, hasta una de las salas de un cámping contiguo en el que se celebra una ceremonia



La descripción del acto la hace Yamanaka Ippei, compañero de Sato en Seika Corporation, la empresa donde trabajaba este japonés con hogar en Düsseldorf. El hombre habla con los medios japoneses. Cuenta que ambos habían ido a Barcelona en viaje de negocios, pero habían reservado la vuelta en distintos aviones. Por eso él puede contarlo. Ahora está ahí, al lado de la familia llegada desde Okaido



Su rutina es la misma que repiten, ya por la tarde, las familias de otras víctimas de Venezuela, Perú y Colombia. Para acompañarlos en su duelo vuelven a desplegarse banderas venezolanas, argentinas, rusas, chilenas, francesas... Todos los países quieren mostrar su hondo pesar


0
0
0
0No comments yet