Check the new version here

Popular channels

'JR10 está a años luz de la imagen que dejó en el Mundial'




Las claves de la derrota del Real Madrid en el derbi madrileño.



 

El Real Madrid encajó una durísima derrota en el derbi madrileño ante el Atlético de Madrid en el Santiago Bernabéu, en una nueva batalla táctica perdida por Carlo Ancelotti con el 'Cholo' Simeone como una de las claves junto al mal tono físico, la crispación general, errores defensivos o falta de pegada.


 
Las claves de una derrota que después de tres jornadas ya deja al Real Madrid a seis puntos del líder, el Barcelona, y cuatro del Atlético de Madrid, son:


 
1. Crispación general: se respira un ambiente extraño en el estadio Santiago Bernabéu nada más arrancar una nueva temporada y pocos meses después de verse cumplido el anhelado sueño de la Décima Copa de Europa.


 
La afición se cebó con Iker Casillas, señalando al portero por el primer gol en el que Tiago remata libre de marca, sin saltar en el primer palo con más responsabilidad de varios jugadores de campo. Es una herencia podrida del pasado que acaba por estallar contra el capitán.


 
La crispación condujo a silbar también a Benzema, Bale y hasta a Sergio Ramos en una acción donde eligió mal. En vez de empujar a su equipo cuando le vienen mal dadas, hubo tanta crítica que hasta se escucharon gritos contra el presidente Florentino Pérez. Solo los triunfos devolverán la paz.


 
2. El físico: por segundo partido consecutivo el Real Madrid se vino abajo en la segunda parte. Parece mentira que en el mes de septiembre y a poco de terminar la pretemporada la preparación física no sea la adecuada, pero Real Sociedad y Atlético de Madrid fueron rivales que mostraron con claridad que algo ha fallado en la preparación planificada por Carlo Ancelotti.


 
La pasada temporada también le costó arrancar a su equipo, pero no lo hizo con tan malos resultados. Sólo dos victorias en seis partidos -Sevilla en Supercopa de Europa y Córdoba en Liga-, es un balance devastador.


 
3. Fragilidad defensiva: el Real Madrid paga caros sus errores de concentración a balón parado. Habló de actitud Ancelotti y los números lo plasman con claridad. Seis goles encajados en tres partidos. Después de los tres de cabeza en Anoeta, se repite el mismo error en el primer tanto del Atlético. Cinco tantos encajados a balón parado hablan de un problema a solucionar. No es el único, al equipo de Ancelotti le falta balance defensivo. James estuvo más implicado mirando hacia atrás pero no es suficiente, falta un medio centro que se preocupe más de dar equilibrio que de atacar y el técnico italiano sin Xabi Alonso y con Sami Khedira lesionado, sigue sin confiar nada en Asier Illarramendi.


 
4. Los cambios: andaba igualado el duelo cuando Simeone mostró su mano de gran entrenador en los cambios. Gestiona grupos como pocos y convenció a sus jugadores de jugar en la primera parte en largo, renunciando al balón y desgastando al rival, para con los riesgos que suponía asestar un golpe letal en la segunda mitad.
 
La entrada en escena de Arda Turan fue decisiva y la velocidad de Griezmann cambió el discurso sobre el tapete. Ancelotti perdió la partida táctica sin un movimiento de respuesta. Con Isco buscó el pase entre líneas que faltaba, con Chicharito el remate que no llegó y acabó devolviendo a Sergio Ramos a una posición que tiene medio olvidada como es el lateral derecho. En la desesperación no encontró recompensa.


 
5. Falta de pegada: mientras Cristiano Ronaldo dejó la única esperanza a la que agarrarse para el madridismo, mostrando una versión más cercana a la verdadera recuperado de sus dolencias, el nueve del Real Madrid sigue exhibiendo unos números imperdonables. Karim Benzema ha marcado dos goles en sus últimos 18 partidos ante el Atlético en días en los que hace falta que aparezca y una mayor aportación. Ayer se topó con Moyá en su mejor remate y desperdició un mano a mano clarísimo por un mal control. Le falta confianza y comienza a sentir la competencia con la llegada de Chicharito, al que aún le falta acoplarse a España y su fútbol.


 
6. Estrellas señaladas: había prometido cambios Ancelotti tras la debacle de Anoeta pero al final su modificación fue táctica y no en jugadores. Pasó a un 4-4-2 para intentar que James Rodríguez jugase más cómodo, tirado a banda izquierda y dando libertad en ataque a Cristiano. Tampoco funcionó. El colombiano está a años luz de la imagen que dejó en el Mundial y no para de desaprovechar oportunidades. En la otra banda, Gareth Bale también firmó un nuevo partido para el olvido. Tras completar toda la pretemporada se esperaba mucho más que tres carreras pegado a la cal del galés. Son jugadores que deben asumir su liderazgo en el equipo pero que de momento desaparecen en momentos claves.
0No comments yet
      GIF
      New