Jugaban a la "Play", los soprendió el fuego y mur


Dos nenes fallecieron y uno terminó con el 90% del cuerpo quemado luego de que se incendiara su casa en Bahía Blanca. Los menores estaban en la planta alta y no pudieron escapar.

Dos murieron y otro se salvó saltando por la ventana. (La Nueva)


Dos menores de 4 y 11 años murieron mientras que otro de 16 resultó con quemaduras que alcanzaron hasta el 90 por ciento de su cuerpo luego de incendiarse una vivienda ubicada en la ciudad bonaerense de Bahía Blanca, informaron el martes fuentes policiales y de Defensa Civil.
El hecho ocurrió el lunes a la noche, pasadas las 20.30, cuando los tres menores, cuyos datos no fueron suministrados, se encontraban en una vivienda de dos plantas, tipo chalet, propiedad de un policía bonaerense, ubicada en la calle Punta Alta al 1400 del barrio de Villa Amaducci, a 40 cuadras del centro de la ciudad.

Fuentes policiales señalaron a Télam que "al parecer -y según las primeras investigaciones- varias prendas de vestir cayeron sobre un calefactor que estaba encendido en la planta baja de la finca por lo que el fuego se extendió hacia todos los sectores".

"Los menores estaban en una parte de la planta alta jugando a la play station cuando fueron sorprendidos por el fuego que se propagó debido al cielorraso de madera", agregaron.

Según se indicó, debido al siniestro "los menores de 4 y 11 años intentaron escapar de las llamas y se refugiaron en un baño donde murieron al ser alcanzados por el fuego y cuyos cuerpos fueron hallados después por los bomberos".

"En tanto que el adolescente de 16, hermano del chico de 4 años, ambos hijos del policía, resultó con quemaduras que alcanzaron el 90 por ciento de su cuerpo y logró escapar luego de saltar desde la planta alta de la finca hasta la calle donde fue asistido por vecinos y personal médico". 

"El chico fue traslado de urgencia al Hospital Interzonal de Agudos José Penna donde quedó internado en observación", agregaron.

Al lugar acudieron dotaciones del cuartel central de Bomberos de la Policía Bonaerense junto con Defensa Civil, la Guardia Urbana y personal médico del servicio 911.

Por su parte el comisario Gustavo Maldonado, jefe de la Departamental de Policía de Bahía Blanca, señaló que "es una fatalidad, se trata de la casa de un efectivo policial y por la primera información que recogemos estaban secando ropa en un calefactor, había algunos elementos inflamables en las inmediaciones por lo que enseguida tomó fuego la propiedad".
​El momento de la tragedia: