Check the new version here

Popular channels

Karina Jelinek: "A mí me gusta más el chirlito en la cola“

La modelo se animó a picante cuestionario propuesto por un sitio de Internet y respondió sobre sus preferencias sexuales y sus fantasías.







Según contó para Diarioshow las fantasías “se me van a ocurriendo según la persona que esté a mi lado”, le gustaría tener sexo en una playa, y no le gustaría “hacerlo de a tres”. 

Además, contó que no tiene fantasías con mujeres. “Me gustan los hombres más que el dulce de leche. Soy de fijarme cómo viste una mujer, y reconozco la belleza femenina, pero no más que eso”, confesó. 

A continuación, algunas frases de la morocha: 

“El tamaño del pene es importante, pero también es clave saberlo usar, ja, ja. Por ahí hay personas que vienen muy bien pero no la saben usar. Taaaan grande tampoco me gusta. Tiene que ser bondadoso… Algunos que la tienen normal la usan mejor que uno que la tiene enorme. Pero por sobre todas las cosas, el pene tiene que ser juguetón, ja, ja”, disparó. 

“Soy detallista… tiene que tener todo prolijo. Y de cuerpo no me gusta que el hombre esté tan marcado. Me gusta más reo… y si tiene pancita no me molesta. De última lo llevo a andar en bici y lo solucionamos, ja, ja. El metrosexual no me va. Ni da que se cuide y que se mire al espejo más que yo. ¡Por favor! Quiero que sea relajado… los surfistas son mis hombres ideales. Igual no te guíes por mi pasado, ja, ja. Ahora cambié de gusto totalmente. También me gustan los polistas…”, señaló. 

“¿Si aparece un plomero con lomo, qué hacés?”, le preguntaron, y su respuesta fue de lo más sincera: “Le damos una oportunidad… ¿por qué no?” 

“Cariñosa no soy. Para nada. Me gusta decir cosas hot… No se guíen por lo tierno. Tengo una imagen muy ingenua combinada con sexy. Pero cuando tengo sexo no soy así. En la cama tengo otra cosa. No soy dulce en la cama. A mí me gusta más el chirlito en la cola“, lanzó. 

“Me gusta que el hombre sea reo… que me digas palabras hot. El dulce, fino, no me va. Y más en este momento. El que se hace el dulce conmigo, chau“, advirtió. 

“Me gusta más lo pasional. La previa tranqui, con besos y caricias… después más fuerte, pero tampoco me gusta lo violento. Lo pasional y salvaje, sí”, agregó. 

“El hombre tiene que saber besar. Si besa bien, vamos para adelante. Sino lo cortamos. Hay que saber besar en el punto justo. Con la lengua, buscando la almendra en la boca, despacito… La idea es jugar con la lengua. Que sepa moverla. El primer beso tiene que ser hermoso. De esa manera me sigue interesando. Y seguramente puede desempeñarse bien en otras tareas ja, ja, ja”. 


 

0
0
0
0No comments yet