Kicillof y Cristina se van a gastar la plata

Cristina Kirchner y Axel Kicillof podrán usar con total discreción los pagos que el Gobierno depositará a los bonistas en una cuenta de Nación Fideicomisos, tal como establece la ley aprobada por el Congreso para cambiar la sede de pago de la deuda y eludir el fallo de Griesa.



el ministro de Economía había armado el proyecto de manera tal que lo habilitara a formar una especie de banco central paralelo para poder hacer uso de los dólares que el Gobierno deposite y los bonistas no retiren. Según los analistas, esos bonistas serán la mayoría.

Sucede que los fondos de todos los fideicomisos pueden ser utilizados por el agente fiduciario (en este caso Nación Fideicomisos S.A.) para invertirlos y que no pierdan valor. Se trata de una práctica habitual, pero en este caso tiene como particularidad que el agente fiduciario (generalmente un privado) en realidad es el mismo que el fiduciante (el Gobierno), por lo que la utilización de los fondos la decidirá Kicillof.

Pero el ministro le agregó una vuelta más a la maniobra. El diario El Cronista confirmó hoy el adelanto de LPO y detalló que en el punto 4.7 del contrato firmado entre el Gobierno y Nación Fideicomisos se establecen las "Inversiones Elegibles".

"Los fondos disponibles en las Cuentas Fiduciarias podrán mantenerse en efectivo o, si así lo dispone el Mecon (Ministerio de Economía), ser invertidos de acuerdo a las instrucciones específicas y fehacientes remitidas por el Mecon", indica la cláusula. Es decir, que lo que en la práctica sería una decisión de Kicillof, lo será por regla.

Además, agrega el diario que en los contratos de fideicomiso las inversiones posibles suelen mencionarse de forma taxativa. Aquí se faculta a Hacienda a dar "las instrucciones específicas y fehacientes" para administrar los fondos. "Habitualmente, el fiduciario maneja el dinero. Una vez que entra la plata, el fiduciante (aquí, el Estado) no tiene discrecionalidad para opinar", explicó un abogado.

La confirmación de la maniobra de Kicillof para conseguir una caja de financiamiento extra explica en parte lo poco que operó el Gobierno entre los acreedores para lograr un apoyo masivo a la nueva sede de pago, o incluso para que descarten al Bank of New York Mellon como agente de pago.