Kirchnerismo perdio en Mendoza y Santa Fe




El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, salió hoy a “ningunear” el resultado de las elecciones en las provincias de Mendoza y Santa Fe, donde hubo un amplio triunfo opositor.

Fernández evaluó hoy que el kirchnerismo realizó ayer en Santa Fe unas elecciones primarias que tienden "a sumar, a mejorar" desempeños anteriores, y que en Mendoza las tres fórmulas del Frente para la Victoria tuvieron una "performance excelente" que los coloca "seriamente" para "discutir" la gobernación.

El ministro observó que en Santa Fe "nuestra elección, de un 22 por ciento de los votos, tiende a sumar, a mejorar, la participación de (Omar) Perotti, que hizo un trabajo en muy corto plazo y aspira a mejorar todavía la performance" en la general, mientras en Mendoza "nuestras tres fórmulas tuvieron una performance excelente, y estamos en condiciones de discutir seriamente la gobernación de Mendoza".

Tras las PASO de ayer, dijo que "en Santa Fe prácticamente hay un empate técnico entre socialismo y una parte del radicalismo, y por otro lado el PRO", ya que se trata de "una diferencia de votos chiquita".

Al respecto, advirtió que "si se mira con cada uno, siempre va a ser holgado" el triunfo de Miguel del Sel, pero "se tienen que sumar a los dos candidatos (Lifschitz y Barletta)" por lo que "es prácticamente un empate técnico, y detrás venimos nosotros con el 22 por ciento de los votos".

Respecto a Mendoza, apuntó que hubo "un empate técnico para nosotros, porque se juntaron el radicalismo con los gansos (demócratas); se suponía que iba a haber un impacto fenomenal, pero quedó una diferencia de 5 puntos, 45 a 40" entre ambas fuerzas.