Check the new version here

Popular channels

Kosovo, exportador de yihadistas tras llegada de islam r

Kosovo, exportador de yihadistas tras la llegada del islam radical




Bandera del Estado Islámico. Imagen: Reuters



Kosovo es, en relación a su población, uno de los países europeos que más militantes tiene en las filas de grupos yihadistas como el Estado Islámico (EI), lo que, según las autoridades kosovares, pone en riesgo la estabilidad del pequeño Estado, uno de los más pobres de Europa.


Los medios de comunicación de esta antigua provincia serbia, de mayoría musulmana, hablan de al menos 150 combatientes kosovares en diferentes lugares de Irak y Siria.



Esa cifra, que según la prensa proviene de los servicios de inteligencia, hace que Kosovo, junto con Bosnia y Herzegovina, sea el país europeo con más yihadistas por habitante.



"Eso deteriora la imagen y causa inestabilidad en Kosovo, en los países de la región y entre nuestros aliados estratégicos", reconoció recientemente la presidenta kosovar, Atifete Jahjaga.


Pero Kosovo "nunca ha sido ni será el refugio para tal fenómeno ni un país de tránsito de esos elementos" radicales, aseguró la jefa de Estado.


Aunque el 90 por ciento de los kosovares se declara musulmán, una herencia de siglos de dominación turco-otomana, la mayoría afirma al mismo tiempo no ser practicante.


De hecho, cuando aún era parte de la Yugoslavia socialista, la sociedad kosovar estaba bastante secularizada y definirse como musulmán tenía que ver más con una identidad cultural que religiosa.


El elemento religioso no tuvo un papel importante ni siquiera en el conflicto armado contra Serbia de 1998/99, tras el que Kosovo acabó declarando su independencia.


El impacto religioso es reciente, con la llegada de dinero de países ricos como Arabia Saudí, donde impera el wahabismo, una interpretación radical del islam.


Así, los saudíes han visto en Kosovo y Bosnia "la oportunidad de ganarse a los musulmanes de regiones pobres", opinó el orientalista serbio Darko Tanaskovic en declaraciones al diario "Danas".


Unas 60 personas han sido arrestadas desde el pasado agosto por su supuesta relación con grupos terroristas yihadistas o por reclutar a combatientes.


Entre los detenidos hay muchos jóvenes, pero también doce imanes, entre ellos, Shefqet Krasniqi, jefe de la Gran Mezquita de Pristina.


También se han cerrado una quincena de organizaciones no gubernamentales sospechosas de financiar a grupos extremistas con dinero que se cree llega de países árabes.


El ministro kosovar del Interior, Bajram Rexhepi, ha asegurado que continúa la investigación sobre esos grupos.


"Queremos erradicar cualquier posibilidad de reclutamiento de los jóvenes para que se sumen a organizaciones terroristas fuera o para que, eventualmente, desestabilicen Kosovo", declaró el ministro.


"Teníamos informaciones de que algunos imanes que terminaron sus estudios en el extranjero o que formaban parte de ciertos grupos intentaban imponer un islam diferente al tradicional, que tendía más hacia el wahabismo o salafismo", indicó Rexhepi.


El analista kosovar Florian Qehaja dijo hace unas semanas en la prensa local que de un riesgo bajo se ha pasado a una situación más peligrosa y acusó a las autoridades de "despertarse tarde".


Se estima que más de 15 kosovares han muerto en combates en Siria e Irak como miembros del EI y del Frente Al Nusra, aunque algunos medios cifran ya en 40 el número de caído en combate.


Según los responsables de la comunidad islámica de Kosovo, el radicalismo religioso ha sido "importado" en los últimos 15 años por personas que "han sembrado una especie de semilla de problemas".


Pero muchos analistas consideran que también la mala situación económica y la falta de perspectivas para los jóvenes crean las condiciones para la propagación del radicalismo.


De hecho, la tasa de desempleo en Kosovo es de un 40 por ciento, aunque entre los jóvenes supera el 55 por ciento.


Para disuadir a los jóvenes, las autoridades de Kosovo iniciaron este año la tramitación de una ley para dificultar la participación en conflictos extranjeros, pero el texto no fue aprobado debido a la celebración de elecciones anticipadas en junio.

Desde entonces, la tensión política y el bloqueo institucional que han impedido la formación del nuevo Gobierno mantiene en suspenso la aprobación de esa norma.



Fuente
0
0
0
0No comments yet