Canales populares

la adoptaron y luego mató a sus padres adoptivos

Es una "reo modelo" la joven que mató a sus padres adoptivos



MEXICO: A cuatro meses del doble crimen que conmocionó a la sociedad chihuahuense, la joven Ana Carolina López Enríquez, de 17 años de edad, actualmente vinculada a proceso judicial por presuntamente haber planeado el asesinato de sus padrastros, los señores Efrén López Tarango de 88 años y la señora Albertina Enríquez Ortegón de 69; muestra un comportamiento “ejemplar” dentro del Centro Especializado en Reinserción Social para Menores Infractores.

Desde el pasado 3 de mayo del presente año, en que fue recluida a dicho centro especializado, ubicado en el bulevar Juan Pablo II de la ciudad de Chihuahua, a la joven jamás se le ha aplicado un correctivo, es disciplinada y a diferencia de otras jóvenes que recién ingresan por la comisión de diversas faltas, ella acata sin cuestionar y atiende con prontitud las instrucciones que se le dan.

Fuentes extraoficiales del Poder Judicial del Estado, revelaron que la joven muestra actualmente un comportamiento “normal” y se le ve bastante tranquila, muy incorporada a las actividades que dentro del centro se promueven, asimismo ya socializó con las otras seis adolescentes con la que convive diariamente.

“Ella actualmente está practicando judo y está inscrita en el taller de pintura junto con otras jóvenes, donde pintan cuadros de frutas, manzanas”, dijeron los informantes. “También está en la clase de tejido, y está actualmente cursando el cuarto semestre de bachillerato dentro del Centro Especializado” continuaron.

Los entrevistados revelaron que Ana Carolina únicamente ha recibido tres veces visita en los poco más de cuatro meses que lleva recluida, y éstas han sido de dos tías hermanas de su madre biológica, quien falleció años atrás víctima del VIH.

Ni amigos de la escuela (de la Universidad TecMilenio donde antes estudiaba) o familiares directos del matrimonio conformado por los empresarios Efrén López y/o Albertina Enríquez, han ido a verla, desde que ella junto con su entonces novio José Alberto Grajeda Batista y Mauro Alexis Gómez Zamarrón, éste último presunto cómplice, fueron detenidos por haber planeado y asesinado al referido matrimonio en el interior del propio domicilio de las víctimas y posteriormente calcinarlos.

Cuando el suceso se dio a conocer a la opinión pública se encontraron elementos sicológicos en los tres jóvenes que encajaban en el cuadro psicópata, nunca antes vistos en la Unidad Especializada de Atención a Delitos contra la Vida de la Fiscalía Zona Centro, mismos que consternaron a la comunidad chihuahuense.

En una foto que se le tomó recientemente junto con sus compañeros y compañeras de la clase de judo, se aprecia a una Ana Carolina muy distinta a la imagen tímida y con la vista hacia abajo, con cabello largo que difundió la Fiscalía General del Estado (FGE) hace cuatro meses cuando fue detenida.

Ahora vestida con una bata blanca de judo y una cinta atada a la cintura, con el pelo corto y recogido hacia atrás con una liga, se le ve sonriente y con cierta seguridad, imagen que contrasta con la grave acusación que pesa en su contra y que rompe con la figura típica normal de una adolescente.

sigueme para mas noticias locas
0No hay comentarios