Canales populares

La Atlántida moderna se encuentra en los Estados Unidos





El estado sureño de Luisiana, en los Estados Unidos, está literalmente hundiéndose, según un estudio científico que afirma que, en los últimos 80 años, más de 5 mil kilómetros cuadrados de superficie estatal quedaron bajo el agua.
Así, poco a poco, Luisiana está siendo cubierta por las aguas del Golfo de México y, según el cálculo de tres expertos estadounidenses, para el año 2100, Nueva Orleans estará completamente hundida. Entre las múltiples causas, se estiman el cambio climático y el factor humano.



Según el estudio, todo habría comenzado con un rotundo golpe al ecosistema local, cuando en 1927 se originó una campaña de construcción de diques para palear los desastres generados por los constantes desbordes del Mississippi. Mientras que por un lado cumplió su cometido, al mismo tiempo impidió el flujo continuo de los sedimentos arrastrados por el río, los que permitían formar el suelo de la línea costera, gracias al anclaje que se armaba con las raíces de las plantas de la zona.
Por otro lado, el deshielo a nivel planetario elevó gradualmente el nivel de los mares, generando que cada año se eleve 3.2 milímetros. A su vez, el caso de Luisiana es particularmente más grave, ya que alrededor de Grand Isle, la isla que funciona como una barrera en el Golfo de México, el nivel marítimo se eleva 9.2 milímetros al año.



Mientras tanto, las actividades zonales de la industria han logrado que, al cabo del siglo XX, el territorio se haya transformado en uno de los mayores centros nacionales de extracción petrolera. Así, los cimientos naturales de la superficie terrestre fueron socavados y los humedales locales destruidos, derivando en un paulatino hundimiento de las tierras.



0No hay comentarios