La ausencia de Cristina


(-Oh, éramos tan 
jóvenes...)


La ausencia de la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, en la ceremonia de cambio de mando en la que asumió Tabaré Vázquez como jefe de Estado uruguayo generó malestar en el nuevo gobierno.

El hecho fue leído en el oficialismo como un gesto que perjudica la intención del Ejecutivo entrante de encausar las relaciones bilaterales con Argentina.



“Pienso que tenemos mucho para hacer en fortalecer la relación con el gobierno argentino por la enorme cantidad de cosas en común que tenemos y la verdad que en lo personal, y no hablo en nombre de nadie sino que solo en mi nombre, me hubiera gustado que estuviera hoy”,
Dijo en la tarde de este domingo el vicepresidente Raúl Sendic al ser consultado sobre la ausencia de la presidenta argentina.
“Cristina Fernández tenía una serie de actividades en el día de hoy. Quizás es la señal más preocupante” agregó.





Otros dirigentes oficialistas consultados por El Observador también mostraron malestar por la ausencia de Fernández, en el entendido de que Argentina es un socio regional y comercial clave para Uruguay.



Sobre el mediodía del domingo, Fernández inauguró la última asamblea legislativa de su período de gobierno. “Hoy tiene la instalación de la asamblea legislativa pero espero que podamos en los próximos días formalizar un encuentro que permita poner arriba de la mesa la enorme cantidad de temas que tenemos”, sostuvo Sendic
.


En lugar de Fernández concurrió el vicepresidente argentino, Amado Boudou, 
quien al momento de ser anunciado fue abucheado por los militantes frenteamplistasque concurrieron a Plaza Independencia.


Fuente
http://www.elobservador.com.uy/


La realidad, es que Uruguay para Argentina no representa la importancia que tiene Argentina para Uruguay.

Argentina representa el 50
% para Uruguay en cuanto a países limítrofes, mientras que Uruguay es un país más de los cinco con los que este limita.


De cualquier manera, no deja de ser aquel vecino con el que compartimos pared, y deja en claro que la integración no es su principal prioridad, al menos con Uruguay, bastante preocupante claro está.

Si miramos para atrás, la relación con Uruguay-Argentina durante el pasado mandato de Vázquez, estuvo muy lejos de ser la mejor, teniendo en cuenta varios conflictos, como el de las plantas de celulosa, en el cual Uruguay salio gravemente afectado debido a los numerosos cortes de rutas y puentes.


Veremos que depara de la voluntad de Cristina en este año restante, pero me temo, que como siempre, el perjudicado será Uruguay.


Dejo mi humilde bloghttp://natsagim.blogspot.com/