Check the new version here

Popular channels

La becaria ya es doctora [Dr en Pt's. Lewinsky]



Dos mujeres ligadas a un mismo hombre, el ex presidente Bill Clinton, pero con ambiciones diferentes. De momento. La legal, Hillary Clinton, quiere volver a la Casa Blanca para sentarse en el mismo despacho donde su marido hacía de las suyas con la becaria Monica Lewinsky. Esta última acaba de graduarse en Psicología Social por la prestigiosa London School of Economics (LSE). Los chistes no han tardado en aflorar en un país que ama su bandera y que respeta como ninguno la figura de su presidente.

Parece mentira que haya pasado casi una década desde que explotara el escándalo Lewinsky en la Casa Blanca. Hillary, hoy poderosa senadora demócrata por el Estado de Nueva York, se prepara para saltar a las presidenciales de 2008.

Entretanto, la que fuera la becaria más conocida del mundo, por sus aventuras sexuales con Bill Clinton, acaba de hacerse con un título de posgrado en Londres con una tesis titulada "In search of the impartial juror: an exploration of the third person effect and pre- trial publicity" (En busca de un juez imparcial: el efecto de la tercera persona y la publicidad antes del juicio). "Fue un momento muy emotivo para ella", comenta su representante, Barbara Hutson, mientras explica que la joven se quedará en el Reino Unido buscando trabajo.

La misma mujer que en 1998 pusiera de rodillas al presidente de EE UU se recluyó durante el último año en las bibliotecas de la prestigiosa LSE para sacar adelante sus estudios. Lewinsky tenía apenas 22 años cuando se convirtió en la protagonista del escándalo sexual que a punto estuvo de poner la cabeza de Clinton en bandeja. Es la edad que se necesita para echarse el primer trago en este país sin que te metas en problemas.

Una década después, la ceremonia de entrega del título pasaba inadvertida hasta que salió publicada en la última edición de la revista People. Lewinsky entraba así en la lista de celebridades que han pasado por la escuela londinense, entre las que se encuentran Mick Jagger, algún presidente, primeros ministros y laureados con el Nobel.

Los chistes no faltan estos días en la prensa estadounidense. "Lewinsky es más conocida por su audaz coquetería que por su capacidad intelectual", arranca un chisposo artículo en The Washington Post, que cuestiona su título de la London School of Economics al decir que es tan chocante "como descubrir que el dictador norcoreano Kim Jong-il es rubio natural" o que "hay un agujero en el espacio continuo". Y sobre su tesis, afirma que es la "prueba de que la joven pertenece a una subespecie fascinante; tonta pero lista, que desafía las bajas expectativas". A esta misma categoría, sugiere el diario, pertenecería el presidente George W. Bush. "Clinton", continúa, "parece más un tipo listo que hace cosas estúpidas, que un estúpido haciendo cosas inteligentes".

Lewinsky ya recibió el título en Psicología Social en EE UU antes de entrar como interina en la Casa Blanca. Su llegada al campus londinense causó sensación entre estudiantes y medios de comunicación, que durante meses le persiguieron allá por donde iba. Sin embargo, la publicidad inicial no impidió algunos gazapos, como el protagonizado por George Galloway.

El diputado británico hizo un chiste ante la audiencia de la LSE sobre las relaciones "especiales" entre EE UU y Reino Unido, poniendo como ejemplo el lío de Lewinsky con Clinton. La ex becaria estaba presente. Una sexta parte de los extranjeros matriculados en la London School son estadounidenses. Y en ese mismo foro el ex presidente Clinton dio un discurso sobre los ataques terroristas del 11-S.


antes estabas mas dable.. moni.. cerra la boca por favor!!!!
0
13
0
0
13Comments