Canales populares

La Cámpora: Jóvenes políticos, viejos métodos

La Cámpora sería una agrupación política más si no fuera por la “caja del estado” y por que reniega del peronismo y su historia.

Lo que mas irrita a muchos peronistas es que parecería ser que el país se inicio en el 2003, que la militancia existió solamente en los 70 y ahora, que los demás fuimos “pseudos liberales” militantes del cafierismo, del menemismo o del duhaldismo, para ellos los 80 y los 90 no existieron y por supuesto no se refieren nunca a la obvia participación de Kirchner en los 90, como los comunistas obvian hablar de Stalin.
Todos sabemos que hay algo de realidad cuando dicen que los peronistas soportan todo menos el llano del poder, será por eso que muchos dirigentes de los 90 hoy están en las filas del kirchnerismo, ellos también hablan como si no hubiera existido esa época y lo mas triste es que reciben ordenes o al menos aceptan a dirigentes arriba de ellos provenientes del Frepaso como Abal Medina o mas triste aún, defienden a “impresentables” provenientes de la Ucede como Boudou y Echegaray.
Volviendo a los compañeros de La Cámpora, militancia real y genuina sería que se hubieran formado desde afuera del estado, llegando a un lugar de poder desde la construcción política y no hablar de militancia y de “engorde de la estructura” tomando listas en los actos y movilizaciones a aquellos beneficiados con contratos u otras “mieles” del estado, pero esto es aun peor, cuando uno habla con amigos o conocidos de la función pública, la frase común es “esto lo agarro La Cámpora, esto lo maneja La Cámpora, sacán a este o al otro para poner alguien de La Cámpora, etc” y que se la tienen que aguantar, a pesar de su historia y conocimiento en algunas áreas, por el hecho de poder conservar su fuente de trabajo o en algún caso ya refiriéndose a este famoso “vamos por todo” como algo normal y natural de las huestes cristinistas.
Todos respetamos y tenemos el dolor por los compañeros muertos y desaparecidos por la dictadura militar, es mas, muchos sí conocimos a los que en su momento estuvieron al frente de esa lucha, pero usufructuar una pelea que no conocen a fondo, que la formatean al gusto del gobierno nacional, que les queda grande y que usando un termino callejero “A mas de uno no le de la nafta” o el coraje politico y el compromiso social para luchar como lo hicieron esos compañeros, es sumamente exasperante y mucho peor que se hagan los revolucionarios desde una lucha política ajena a su realidad actual y a su aspiraciones sociales reales.
Sabemos que en la famosa “mesa chica” de La Cámpora son todos nenes bien, con sueldos de $60.000 pesos para arriba, basta con mirar sus declaraciones juradas, también sabemos que entraron al peronismo por la ventana y que porque por mucho dolor que uno puede tener o mejor dicho, que todos tenemos por los compañeros muertos o desaparecidos, ser hijo de uno de esos compañeros tendría que ser una energía extra para asumir un compromiso político y social, y no una chapa para ocupar un cargo, no se milita atrás de un escritorio, ni con un apellido o con la “dedocracia” que tanto le critican al menemismo ¿Serán conscientes del mal que le esta haciendo a la política? ellos hablan en nombre de la política con una soberbia que vaya saber uno a quien se la copian.
Por otro lado, el tipo construcción política desde” la caja”, no te garantiza nada. ¿Qué pasará el día que no estén mas en el poder? ¿que no haya mas contratos ni prebendas? ¿Seguirán formando parte de ese espacio? ¿ Seguirá existiendo La Cámpora de Máximo Kirchner? A titulo personal diría que no, es más, diría que de la actual cúpula de La Cámpora, el día que se acabe la “gallina de los huevos de oro” y no estén mas en el poder, solo seguirán militando dos o tres como mucho, lamentablemente y ojalá me equivoque.
Por eso cuando muchos compañeros repiten el discurso de esta nueva burocracia política, que tiene los mismos vicios que ellos critican, que comen y viven en Puerto Madero, que tienen las casas que tienen, que usan los coches que usan, que ostentan el poder de una forma amenazante, que no solo comen caviar, sino que te lo muestran, lo único que nos queda por decir es que lamentablemente son jóvenes políticos con viejos métodos.
0No hay comentarios