About Taringa!

Popular channels

La cinta animada que se ríe de la muerte



El director Guillermo del Toro es uno de los artífices de la película 'El libro de la vida'.

Guillermo del Toro se ha convertido en un peso pesado del cine fantástico, no solo como director, sino también como productor y guía de quienes quieren seguir su camino. Es entendible que algunos realizadores lo tengan como referencia tras verlo en producciones como El laberinto del fauno y Titanes del Pacífico, o dejando parte de su experiencia en filmes como productor en Mamá, Kung fu Panda y El origen de los guardianes.

Por eso, ver su nombre detrás de la cinta El libro de la vida no solo genera confianza entre los fanáticos del cine, sino que significa cierta tranquilidad para realizadores como Jorge R. Gutiérrez, quien logró interesarlo en un filme al que muchos no le apostaban un peso, con un título que celebra la vida, pero que se enmarca en una fiesta tradicional mexicana alrededor de la muerte. La película se exhibe en las salas de cine del país.

“Al público estadounidense no le va a interesar una historia tan mexicana” fue una de las frases que le repetían cuando llegaba con el guion debajo del brazo, pero Gutiérrez no dejó de creer en su idea.

De hecho, desde pequeño, el realizador soñaba con hacer una película animada basada en recuerdos de infancia, cuando su padre lo llevaba a ferias artesanales en México.

Cientos de imágenes de catrinas (muñecas que hacen referencia a la muerte), figuras de luchadores con máscaras de El Santo y panteones adornados con colores vivos durante la fiesta del Día de los Muertos en su país lo llevaron a crear una historia animada, divertida y con ciertos elementos góticos.

“Creo que trabajé durante unos 15 años en este filme. Estaba inspirado en la cultura mexicana de la vida y la muerte –que no se basa del todo en el dolor y que ofrece un elemento festivo y divertido–, pero le metimos también elementos del rock, la animación japonesa y estadounidense, pero en un formato totalmente hispano”, recuerda Gutiérrez, quien conversó con EL TIEMPO desde Ciudad de México, junto con Guillermo del Toro y las actrices Ana de la Reguera y Sandra Echeverría.

La receta multicultural dio como resultado la historia de Manolo, un joven torero que tiene que lidiar con el deseo de su familia de seguir la carrera de matador o dedicarse a la música, mientras sufre por el amor de María, una amiga de infancia de la que siempre ha estado enamorado.

La aventura transcurre entre el mundo de los vivos oprimidos pero luchadores y alegres, y el de los muertos, en el que la tranquilidad de un nuevo estado espiritual se nota en una alegría extrema. A pesar de ese panorama filosófico, la cinta salta radicalmente del humor a la ternura y está pensada para toda la familia y la sonrisa infantil. Hay en ella, además, ciertos trazos que la acercan a lo que hizo Tim Burton en El cadáver de la novia, aunque con más brillo y vitalidad.

El productor ideal
“Para mí, trabajar con Jorge tiene el atractivo de que pude presentarlo en la animación, un género que adoro y en el que ya he trabajado”, agrega Guillermo del Toro, parte de esta idea desde hace unos cinco años. “Tuve mucho en común con el proyecto por mi empatía con el tema de México o la muerte vista con otra perspectiva, pero nos tocó luchar mucho para hacerla realidad”, explica Del Toro. A pesar de su fama y poder, el mexicano se mueve bajo un principio que aprendió del realizador Pedro Almodóvar (que le produjo su película El espinazo del diablo): “El productor está cuando se necesita y nunca se aparece si no lo han llamado”. “Por eso –dice–, yo siempre estoy ahí para pelear por lo que el director quiere, pero cuando no soy necesario, no me quedo de metiche”, bromea este hombre, que confiesa su cariño por El libro de la vida. “Me encanta porque va a contracorriente y se aleja de ese tipo de producciones animadas que, vengan de donde vengan, terminan pareciéndose unas a otras”, agrega.

A la actriz Sandra Echeverría, que prestó la voz de María para la versión en español de la cinta, lo que más le gusta de este trabajo, en cambio, es “que ofrece un retrato de la mujer muy fuerte, aguerrida, y refleja el poder del matriarcado en la cultura mexicana”.

“Eso es cierto, El libro de la vida es un hermoso viaje, en el que los niños y las niñas no se van a encontrar con la típica imagen de la Cenicienta, que, para encontrar la felicidad, se tiene que topar con un príncipe azul”, agrega Ana de la Reguera, que interpreta a Carmen, una reina de un mundo de los muertos en el que todo es diversión.

Lo que dice la crítica
‘Sólido reparto y maravilloso diseño visual’
‘El libro de la vida’ debutó en la cartelera estadounidense en el tercer lugar, después de ‘Gone Girl’ y el drama bélico ‘Fury’, tras presentarse en inglés con las voces de Diego Luna, Channing Tatum y Zoe Saldaña, entre otros.
0No comments yet
      GIF