Check the new version here

Popular channels

La ciudad donde ser grosero sale caro



Una localidad filipina aprueba una ordenanza municipal que sanciona a los agresores con multas de entre 1.000 y 5.000 pesos filipinos (entre 20 y 100 euros).



El Ayuntamiento de la Ciudad Quezón, localidad situada en la isla filipina de Luzón, ha aprobado una normativa que tiene como objetivo sancionar el acoso sexual –ya sea físico o verbal– contra las mujeres en lugares públicos, informa el diario 'El País'. Se trata de la primera ciudad de Filipinas en penalizar el acoso callejero.


El proyecto ha sido promovido en cooperación con los organizadores del programa internacional Ciudades seguras de la ONU, que busca crear espacios públicos donde se elimine la violencia hacia las mujeres.


La iniciativa ha sido posible en gran medida gracias a los esfuerzos del alcalde Herbert M. Bautista, que lleva protagonizada una larga lucha a favor de la igualdad de género. La nueva ordenanza contempla multas para los agresores de entre 1.000 y 5.000 pesos filipinos (entre 20 y 100 euros). Se trata de una cantidad de dinero significativa, porque un salario mínimo en Filipinas apenas supera los 200 euros.


La medida municipal ha despertado una fuerte polémica en la sociedad, lo que, de acuerdo con la opinión de sus promotores, es positivo porque llama la atención sobre el problema. Aunque muchos ciudadanos en Filipinas opinan que se trata de una medida simbólica e ineficaz a la hora de prevenir los acosos callejeros, muchos hombres ya bromean y exageran su respeto hacia las mujeres para ser denunciados.



"Lógicamente no todos están a favor, muchas personas han criticado la norma, pero es bueno que exista este debate", afirma el alcalde de Ciudad Quezón.






0
0
0
0
0No comments yet