Check the new version here

Popular channels

La crisis financiera de Entre Ríos complica la candidatura.

La crisis financiera de Entre Ríos complica la candidatura de Urribarri



El candidato kirchnerista tendrá un fin de año complicado en su provincia. Necesitaría unos mil millones de pesos.


Sergio Urribarri tiene un problema extra para su ya complicada campaña presidencial. A la falta de un apoyo explícito de Cristina, el desconocimiento y la baja intención de voto, podría sumarle un fin de año difícil en Entre Ríos, castigada por cada vez mayores problemas financieros.

Al gobernador entrerriano se le aproximan vencimientos por unos mil millones de pesos correspondientes a letras que emitió en los últimos meses para afrontar el pago de los salarios. Las arcas provinciales lejos están de poder hacer frente a esos vencimientos que se juntarán con el pago de los aguinaldos.

Urribarri estableció este año un programa de emisión de letras del tesoro, que ya tuvo siete series. Cada serie se hizo por montos relativamente chicos para lo que se maneja en el mercado, pero fue sumando y ahora es un problema de consideración.

"Todo indica que va a haber problemas. Hay un nivel alarmante de endeudamiento y despilfarro en la campaña presidencial del gobernador", dijo a LPO el diputado provincial Lisandro Viale. "El desmanejo en lo financiero y la dependencia de Nación es preocupante. Estornudan en Buenos Aires y acá terminamos engripados", agregó el dirigente del Partido Socialista.

La apuesta del "Pato" es la que siempre tienen los gobernadores: que Cristina le aporte los pesos que le hacen falta para pasar el fin de año en paz. Pero Entre Ríos no es la única provincia que está en esa situación, y la Presidenta debería hacer lo mismo con otras como Buenos Aires o Mendoza. Como explicó LPO, Paco Pérez está desesperado por conseguir fondos y quiere que el Banco Nación lo financie hasta fin de año.

El problema para el Gobierno nacional es que el banco Central ya está en el límite de lo que puede financiar legalmente al fisco, por lo que el Ministerio de Economía tuvo que buscar alternativas para el bono patriótico. Aunque nada indica que Cristina vaya a frenar la emisión, igualmente no será tan fácil seguir alimentando el déficit.

La situación financiera de Entre Ríos es un tema de comentario recurrente entre los gobernadores, donde se dice que un agravamiento de la situación podría dejar a Urribarri sin la posibilidad de pagar los aguinaldos. Esta situación ya la vivió en 2012, cuando estuvo al borde de incumplir. Además, los estatales ya empezaron a presionarlo para que otorgue aumentos.

"Vemos con preocupación el pago de sueldos y aguinaldos. En Santa Fe se paga tres veces más que en Entre Ríos a los policías y dos y media más a docentes y estatales. Va a haber problemas", señaló Viale, que alertó sobre lo que pueda pasar en los próximos meses. Además, el diputado mencionó los problemas que puede sufrir la provincia por el endeudamiento en dólares. "En su momento planteamos que era un error. Ahora con la devaluación la deuda es cada día más grande", afirmó.

Ante esta situación, Urribarri decidió bajar el perfil de su candidatura presidencial. En los últimos quince días ya se empezó a observar una disminución del ritmo que venía imprimiéndole, y se cree que es porque está dedicado a solucionar los problemas económicos en su provincia.

"Hicieron un despilfarro durante diez años y ahora hay que solucionar la deuda millonaria que dejan", opinó Viale, que también le mandó una chicana a Urribarri: "El sueño entrerriano empieza a transformarse en pesadilla. Es el sueño del gobernador únicamente".

El entrerriano tiene otros problemas que le achacan en su pago chico como la caja de jubilaciones y la universidad autónoma, que le generan problemas devastadores para el presupuesto. Aunque es un problema heredado de la gestión de Sergio Montiel, a Urribarri le achacan no haber aprovechado su cercanía con Cristina Kirchner para transferirle esas instituciones a Nación.

Ayer, salió a la luz una maniobra desesperada del Gobierno provincial para desprenderse de dos empresas que había estatizado. La gestión de Urribarri invirtió unos 180 millones para rescatar a la Cooperativa Tambera de Paraná (Cotapa) y al frigorífico San José, y ahora las vendería en unos 90 millones.





Comentarios ofensivos serán moderados.
0
0
0
0
0No comments yet