Check the new version here

Popular channels

La cura de la adicción a las bebidas dulces

El jarabe de maíz de alta fructosa es el principal causante de una de las peores epidemias de la era moderna: la obesidad.




El gran aumento del consumo anual de azúcar, que en 1800 era de 2,25 kg. por persona y ahora es de 69 kg, tiene efectos graves en nuestra salud.

El azúcar no tiene valor nutritivo, a menos que se la consuma directamente de la caña. El azúcar reemplaza a la vitamina C en los glóbulos blancos, debilitando inmediatamente el sistema inmunológico y provocando un aumento de peso.

Los efectos del jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF) en los triglicéridos, la obesidad y el azúcar en sangre son mayores que los efectos del azúcar común, o sacarosa. Como resultado, la introducción del JMAF condujo a la presente epidemia de enfermedades crónicas en todas las edades, incluyendo niños y bebés.

El video de Dr. Robert Lustig: "Sugar: the Bitter Truth" (Azúcar: la amarga verdad), disponible en Youtube, incluye su tratamiento para la obesidad en niños, el cual consiste en cuatro pasos.

Eliminar de la casa todas las bebidas endulzadas, incluyendo jugos de frutas. Reemplazarlas con agua y leche.
Comer carbohidratos con fibra
Esperar 20 minutos antes de repetir el plato
Balancear el tiempo frente a la pantalla y el tiempo para jugar (el tiempo frente a la pantalla no debe exceder el tiempo de jugar)
Es mejor comer las frutas enteras, en vez de beberlas. Comer la fruta entera -idealmente orgánica- provee fibras, lo que retrasa la absorción de la fructosa en el sistema. Generalmente, la parte justo debajo de la cáscara tiene la mayor cantidad de nutrientes, como los antioxidantes en las manzanas. La parte blanca de la cáscara de naranja tiene bioflavonoides, que complementan a la vitamina C.

Actualmente hasta el agua tiene aditivos. El agua de la canilla generalmente tiene cloro, que se puede filtrar con filtros de carbón. Para sacar el flúor, un veneno, se necesita un filtro más complejo. El agua embotellada generalmente es agua corriente con flúor, a no ser que haya pasado por un proceso de ósmosis inversa. El agua de manantial o de pozo es generalmente más natural; lo mejor es consumir las que vienen en botellas de vidrio, que son caras, pero así se evita beber plástico.

El Dr. Lustig sugiere las gaseosas dietéticas, aunque sin mucho entusiasmo. Las gaseosas dietéticas suelen tener aspartamo. Aunque se ha declarado que es seguro, este edulcorante puede tener efectos neurológicos adversos.

El médico osteópata Joseph Mercola, en su libro “Sweet Deception” [Dulce engaño] relata la experiencia de un hombre que sufrió una alteración de la visión mientras conducía en una autopista. Sintió que estaba manejando en el cielo y que los otros automóviles pasaban sobre él.

Pudo detener el automóvil y llamar a una ambulancia. El médico de emergencias reconoció los síntomas de intoxicación con aspartamo y le preguntó si tomaba gaseosas dietéticas. En ese entonces, estaba tomando dos al día. Inmediatamente dejó este hábito.

Hay algunas gaseosas que usan stevia como endulzante. El polvo de stevia proviene de una hoja muy dulce que hace cientos de años se utiliza en Sudamérica para endulzar el mate y otras infusiones típicas. Hasta ahora no se han notado efectos adversos de la stevia.

Cualquier bebida, incluyendo la limonada y el té caliente o frío, puede endulzarse con stevia, que es 300 veces más dulce que el azúcar; por eso, no hay que usar mucho.

Si uno prefiere beber algo con sabor en vez de agua sola, hay té de hierbas como la menta, el jengibre y muchas más que se pueden explorar como alternativa a los jugos de fruta y gaseosas. Hay que beber varios tipos de té, a fin de evitar efectos medicinales como la irritabilidad por el consumo frecuente de la manzanilla.

El JMAF no está solamente en los jugos de frutas, sino también en casi todos los alimentos procesados. Hay que leer las etiquetas.

El Dr. Lustig considera adictivo al azúcar y explica claramente que el JMAF tiene efectos similares al alcohol. Él sugiere tomar medidas draconianas para mantener las bebidas con JMAF fuera del alcance de los niños.


fuente : http://www.lagranepoca.com/23897-cura-adiccion-bebidas-dulces
0
0
0
0
0No comments yet