Check the new version here

Popular channels

La derechización del kirchnerismo

La irrupción del secretario de Seguridad, Sergio Berni , como actor protagónico del relato kirchnerista frente al flagelo de la delincuencia llamó la atención de quienes durante mucho tiempo han asociado al oficialismo con una ideología "garantista", tendiente a proteger los derechos de los delincuentes más que los del común de la gente y a evitar la represión con el declarado propósito de no criminalizar la protesta social.



Tanto el reciente paso de las topadoras para desalojar la villa Papa Francisco, en Lugano, como declaraciones de Berni tildando de "zurdos" a grupos de piqueteros que cortan una autopista, parecerían impensables en el kirchnerismo. Sin embargo, estudios de opinión pública dan cuenta de que, además de ser la inseguridad la cuestión que más inquieta a la población y uno de los puntos más flojos del gobierno nacional, un alto porcentaje de ciudadanos que se definen como afines al partido gobernante no reniega de una mayor firmeza contra el delito.

Particularmente reveladora resulta una encuesta sobre inseguridad realizada por la consultora González y Valladares en la provincia de Buenos Aires, entre el 28 y el 29 de agosto. El sondeo se efectuó en forma telefónica, con la participación efectiva de 450 ciudadanos en condiciones de votar.
Este trabajo cuantitativo, además de medir el nivel de preocupación por la inseguridad y la opinión pública sobre las posibles medidas para enfrentarla, realiza un cruce entre estos aspectos y la ideología de los ciudadanos encuestados.

Para desarrollar ese cruce de variables, el estudio señala que el 19,8% de los consultados se define como kirchnerista, el 26,4% como antikirchnerista y el 42,1% como independiente, en tanto que el 11,6% no sabe cómo definirse en relación a la actual fuerza gobernante.

La encuesta indica que, en el último año, el 54,5% de los consultados declara haber sido víctima en forma directa de algún hecho de inseguridad (el 32,3% una vez, el 8,6% dos veces y el 13,6% más de dos veces). El porcentaje crece al 60,3% cuando se extienden los hechos de inseguridad sufridos en igual período a algún familiar directo.

Frente a la pregunta "¿Cuánto le preocupa a usted el problema de la inseguridad?", el 73,7% responde "muchísimo" y el 16,1%, "mucho", lo que suma el 89,8%. Entre quienes se definen como kirchneristas, este porcentaje baja al 70,8% (50% contesta "muchísimo" y 20,8%, "mucho"), aunque se mantiene en un nivel elevado.

Respecto del nivel de eficacia para combatir la inseguridad que se le asigna al aumento de las penas a los delincuentes, el 74,7% del total de consultados lo considera "muy eficaz", en tanto que entre quienes se identifican con el kirchnerismo este porcentaje casi no se modifica: el 70,8% de ellos lo juzga "muy eficaz" también.
Cuando se interroga a los encuestados sobre el grado de eficacia de que los jueces sean más severos en sus fallos contra los delincuentes, el 86% del total de encuestados defiende esa medida como "muy eficaz", porcentaje que apenas desciende al 79,2% entre los kirchneristas.

Acerca de la necesidad de pensar más en los derechos de la gente y no tanto en los derechos de los delincuentes, el 80,7% del total de entrevistados cree que eso sería "muy eficaz" para combatir la inseguridad, en tanto que el 70,8% de los kirchneristas opina en igual sentido.

Algunas diferencias mayores aparecen a la hora de evaluar la posibilidad de mejorar las condiciones de las cárceles como propuesta para combatir la inseguridad. El 53,6% del total de entrevistados considera esa medida como "muy eficaz". Este porcentaje crece hasta el 82,6% entre quienes se identifican como kirchneristas.

De cara a las próximas elecciones , el 14,7% de los encuestados preferiría un candidato que prometa actuar con mayor firmeza contra el delito; el 24,1% se inclina por un candidato que prometa atacar las causas sociales del delito, como la pobreza , la marginalidad y la droga, y el 52,4% opta por un candidato que prometa ambas cosas. Si se toma exclusivamente la opinión de los encuestados afines al kirchnerismo, el 12,5% opta por la primera alternativa; el 29,2% por la segunda opción, en tanto que el 50% se inclina por un candidato que prometa actuar con mayor firmeza ante el delito pero a la vez prometa atacar sus causas sociales.

Ante la pregunta "¿Quién cree que sería más capaz de resolver el problema de la inseguridad?", el 27,6% de los consultados menciona a Sergio Massa ; el 19%, a Mauricio Macri ; el 17,2%, a Florencio Randazzo , y el 9,5% a Daniel Scioli .

Entre los encuestados que se definen como kirchneristas, el 31,6% cree que el más capacitado para enfrentar el flagelo de la inseguridad es Randazzo, actual ministro del Interior y Transporte; el 21,1% menciona a Massa; el 15,8% a Daniel Scioli y también a Axel Kicillof , y sólo el 5,3% a Macri.

En el segmento que se define como antikirchnerista, Massa es considerado el más capaz de resolver el problema de la inseguridad por el 32,1%, seguido por Macri, con el 28,6%; Elisa Carrió , con el 10,7%, y Scioli, con el 7,1%.

Entre quienes se califican como independientes, tanto Massa como Macri son considerados los más capaces frente a la delincuencia con el 23,3% de menciones cada uno, seguidos por Randazzo, con el 18,6%; Kicillof, con el 11,6%, y Scioli, con el 4,7%.

Como conclusión, podría decirse que entre quienes se identifican con el kirchnerismo y el promedio de los ciudadanos no hay grandes diferencias acerca de cómo debería enfrentarse a la delincuencia, al tiempo que la inseguridad es una preocupación común a toda la población, independientemente de su grado de cercanía ideológica respecto del gobierno nacional. Una razón como para que Cristina Kirchner aliente las continuas apariciones públicas de Berni y tolere algunas expresiones que, en dirigentes de la oposición, no dudaría en cuestionar por "derechistas" y propias de una "mano dura".
0No comments yet
      GIF
      New