La economía rusa puesta en jaque

La economía rusa puesta en jaque





Esta semana el barril de crudo Urals se cotizó por debajo de los US$ 90, cuando en Rusia el presupuesto estatal para los próximos tres años están calculados en base a un precio promedio del crudo de US$ 100. Y éste no es un asunto baladí, ya que poco más del 50% de la partida de ingresos del presupuesto de Rusia se completa con los recursos que generan las exportaciones de hidrocarburos.

El economista Ígor Nikoláyev, apunta a que ni siquiera los elevados precios del petróleo de los últimos años han impedido la desaceleración de la economía rusa, de un crecimiento del 4,6% en 2010 al 0,8% en el primer semestre del año. Según Nikólayev, director del instituto de análisis estratégico de la consultora FBK, ya el precio del crudo está por debajo de los proyectos de pruebas de solvencia para los programas sociales.

El doctor en economía y catedrático de la Universidad Plejánov de Moscú Serguéi Valentéi advierte de que en caso que el precio del petróleo continúe disminuyendo, Rusia se verá obligada a "recortar la mayoría de los programas económicos y sociales, con el consiguiente descenso del nivel de vida de la población".

"Será el pago por el vector de desarrollo económico del país, basado en la exportación de materias primas", agregó.

En lo que va del año, el rublo cae 23,1% frente al dólar estadounidense y 13,3% frente al euro. La devaluación se aceleró en julio, cuando la Unión Europea, Estados Unidos y otros países incrementaron las sanciones a Rusia por su implicación en Ucrania.