Check the new version here

Popular channels

La ex de Charlie Sheen: "El porno no es malo"


La ex de Charlie Sheen: "El porno no es malo, pero el modo en que la gente te tratará el resto de tu vida, sí"



"No encontré a Jesús. No odio el porno. No tuve ninguna mala experiencia, pero créeme cuando te digo que no lo hagas". Así empieza la carta con la que Bree Olson, su nombre artístico en la industria del entretenimiento para adultos, ha querido prevenir a todas las mujeres que estén pensando involucrarse en ese mundo que ella conoce tan bien.

La exactriz porno en realidad se llama Rachel Marie Oberli y abandonó una especie de preparatoria que hacen los estudiantes estadounidenses antes de comenzar la carrera de medicina para empezar otra bien diferente en el cine X.

En 2011, Bree Olson decidió dejar también la industria por la que había cambiado su vida, entre otras cosas por una difícil relación con el actor Charlie Sheen.

Ahora, en concreto hace menos de una semana, Bree Olson, de 28 años, ha publicado en las redes sociales una carta en la que, entre otras cosas, alerta sobre las consecuencias de verse involucrada en el cine X, que persiguen a uno incluso cuando deja atrás la industria. Para Olson, siempre habrá alguien o alguna circunstancia que te lo recuerde (incluso alude a la infancia de unos niños que son el objetivo de burlas por la antigua profesión de su madre) y reproche. "Cuando haces porno, de forma automática te conviertes en una parte segregada de la sociedad que es sometida a prejuicios sin el apoyo de activistas por los derechos humanos".


La carta

Aquí está la traducción de la carta compartida en Twitter por Bree Olson bajo el mensaje: «Para todas las mujeres jóvenes que estén interesadas en probar en el porno».

«A todas las chicas jóvenes que estén pensando en hacer porno;

No encontré a Jesús. No odio el porno. No tuve ninguna mala experiencia, pero créeme cuando te digo que no lo hagas.

Cuando haces porno, de forma automática te conviertes en una parte segregada de la sociedad que es sometida a prejuicios sin el apoyo de activistas por los derechos humanos.

El porno no es malo, el modo en que la gente te tratará el resto de tu vida, sí. Y no todos, hay excepciones, pero si tu objetivo es salir a pasear con un montón de mujeres heterosexuales hipsters por Silver Lake [un barrio residencial de Los Ángeles], eso es algo que nunca pasará si haces porno.

Además, es sencillo «fastidiar» a los niños. ¿Realmente quieres que atraviesen su infancia con niños en sus escuelas burlándose de ellos o con padres que no permiten que sus hijos vayan a «fiestas de pijamas» a tu casa porque una vez hiciste porno y piensan que tienes una especie de circo porno en tu casa?

La gente es muy extraña, hasta yo soy culpable de pensar que algo debe ir mal en una mujer si hizo porno.

En cuanto a los chicos, no te preocupes, te darán un «choca esos cinco» y todos pensarán que tienes un pene enorme y mucha resistencia».


0
0
0
0
0No comments yet