Check the new version here

Popular channels

La fábrica de pobreza funciona a pleno

Es hora de que el Gobierno reciba el crédito que merece por la fábrica más fenomenal que ha reciclado y puesto en pleno funcionamiento: la fábrica de pobreza. Dos son las máquinas claves de esta fábrica: la alta inflación y el estancamiento económico.




La inflación argentina ha pegado un salto este año y no hay señales de que disminuya en 2015. El Centro de Investigación en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella realiza todos los meses un relevamiento de las expectativas de inflación de la gente.

En Agosto éstas se ubicaron en 37% para los próximos doce meses según el promedio de respuestas. Si tomáramos este número como la inflación esperada para Argentina para 2014, y lo comparáramos con la inflación esperada en los demás países del mundo, sólo Venezuela superaría a Argentina. Parece increíble, pero es cierto, de 189 países del mundo, 187 tendrían inflación sustancialmente más baja que Argentina este año.

No son tantas las cosas que la economía como ciencia entiende bien. Una de ellas es la inflación. Ésta no es el resultado de la maldad de los empresarios, ni tampoco de demandas desmedidas de los sindicatos.

Ni los empresarios ni los sindicalistas son peores en Argentina que en otros países de la región o del mundo que tienen inflación baja y controlada.

El problema es que este gobierno es adicto a la inflación. Sin acceder a los mercados de capitales, el gobierno ha financiado el desequilibrio fiscal con emisión monetaria. Esta emisión es la que genera inflación. Es por ello que los controles de precios, la aplicación de leyes de abastecimiento y la manipulación de estadísticas no han logrado ni conseguirán detener la inflación. Estas políticas de curandero no son sólo inefectivas sino también nocivas, agrandan la adicción. Han creado desconfianza y temor, disminuyeron la inversión, frenaron el crecimiento, nos llevaron a la recesión.

El Gobierno puso la fábrica de pobreza en marcha, más por incompetencia que por mala suerte. Será una de las pocas fábricas que en los próximos meses funcione nuevamente a pleno.
0
0
0
1
0No comments yet