Popular channels

La Fotografia mas cara de la historia

Londres: pagaron más de u$s 3 millones por una fotografía




La obra '99 Cents II, Diptych, del alemán Andreas Gursky logró también esta semana un récord absoluto para ese artista al adjudicarse por u$s 3,3 millones, el precio más alto pagado en una subasta por una obra fotográfica.

La imagen de góndolas de supermercado repletas de mercaderías, que Gursky trató digitalmente -lo que define su obra de los últimos años- rompió de este modo el récord mundial alcanzado por The Pond Moonlight, una fotografía de Edward Steichen, tomada en 1904 en Long Island.
La capital británica ha visto reforzada esta semana su posición dominante en el mercado europeo del arte con una serie de subastas en las que se consiguieron récords totales de ventas así como de numerosos artistas individuales.
Las dos casas principales de subastas, Christie' s y Sotheby's, se mostraban hoy eufóricas tras los resultados de los últimos cuatro días, en los que salieron al mercado obras de auténtico valor museístico de los más destacados representantes del impresionismo, el expresionismo, el surrealismo y el arte contemporáneo.

Diversos coleccionistas privados decidieron aprovechar el estado boyante del mercado con enormes cantidades de dinero en busca de valores seguros para poner en venta obras adquiridas en su día a precios muy inferiores a los que han alcanzado ahora.

Las cifras anunciadas por ambas casas de subastas son realmente espectaculares, y así Sotheby's informó de una cifra total de ventas de 281,7 millones de euros y veintiséis récords de artistas individuales mientras que, a falta de una última subasta, este viernes, Christie's dio la cifra de 274,7 millones.

El récord absoluto correspondió a Christie's con un óleo de Francis Bacon, de la famosa serie de papas inspirada en el retrato de Inocencio X de Velázquez (1650), que se conserva en la galería Doria Pomphili de Roma.

'Study for Portrait II', de 1956, que no muestra a un papa gritando como otros de la serie sino reconcentrado y como abrumado en su sillón, salió con un precio de 13,5 millones y se vendió la pasada noche por un total de 21.198.240 euros tras una apasionante carrera de ofertas y contraofertas.

El cuadro de Bacon no sólo superó el récord anterior de ese artista, establecido el pasado noviembre en Nueva York por Sotheby's por su 'Versión número 2 de Figura Yacente con Aguja Hipodérmica', sino que el precio pagado por él es el más alto pagado nunca en subasta por la obra de un artista de posguerra.

La casa de subastas identificó al comprador como Andrew Fabricant, de la conocida galería neoyorquina Richard Gray.

En la misma subasta se rompieron también otros récords de precios de artistas, entre ellos Alberto Burri, Sigmar Polke, Antonio Saura y Anselm Kiefer, así como Freud y Rothko, aunque en el caso de estos dos últimos por obras en papel.

Por la obra titulada 'Strand' (Playa), de Sigmar Polke, con su típica trama de puntos, se pagaron 4,09 millones de euros, lo que constituye un récord para ese artista alemán, mientras que un Rothko en papel, pegado a un lienzo, titulado 'Black, Red, Black on Brown', fue adjudicado por 5,1 millones, más del doble del precio de salida.

Otros precios impresionantes pagados la pasada noche son 8,1 millones de euros por un retrato de Brigitte Bardot por Andy Warhol, 6,7 millones por otra obra del mismo artista titulada 'Three Women', 3,7 millones que alcanzó un bodegón purista de Lichtenstein o los 3,2 millones que se pagaron por una obra de Cy Twombly titulada 'Capitoli' (1962).

A un nivel bastante más modesto, una 'Crucifixión negra y roja' del español Saura, pintada en 1963, estableció un récord para ese artista al cambiar de propietario por 802.800 euros, precio también muy superior al máximo de salida estimado.

Sotheby's, por su parte, se preciaba hoy de varios récords importantes, entre los que destaca el conseguido por un impresionante retrato masculino de Chaim Soutine titulado 'L' Homme au foulard rouge', de 1921, adjudicado por 13 millones de euros, cinco veces más que el precio pagado por esa obra en 1997.

Otros récords corresponden a Raoul Dufy, cuyo lienzo de su época más fauve 'La foire aux oignons', que representa un mercado bretón, se vendió por 6 millones de euros, y al británico Peter Doig, cuya 'White Canoe' cambió de propietario por 8,5 millones de euros, la cifra más alta para un artista europeo vivo.


FUENTE
0
0
0
0No comments yet