Check the new version here

Popular channels

La hora de la verdad Playoffs

El sábado comienzan los playoffs y para los equipos con jugadores argentinos arranca la ilusión de conseguir el anillo de campeón. Los Spurs de Ginóbili y Oberto chocan con Sacramento, los Bulls de Nocioni buscan dar la sorpresa ante Miami y Detroit, con Delfino, quiere ratificar su chapa de candidato.



Se acabó la fase regular en la NBA y los equipos ya se ponen a punto para el momento de la verdad: los playoffs. Será un largo camino hacia el ansiado anillo de campeón y los ojos de los argentinos estarán puestos principalmente en tres franquicias: San Antonio, Chicago y Detroit.

Los Spurs buscan revalidar el título obtenido el año pasado y completaron una excelente campaña de 63 triunfos y 19 derrotas, lo que les permitió quedarse con el primer puesto en la Conferencia Oeste. Ginóbili terminó con 15.1 puntos y 3.6 asistencias por juego en el equipo de Popovich aunque se espera que los números del bahiense crezcan en la postemporada. Oberto, por su parte, vio poca acción y sólo promedia 1.7 puntos y 2.1 rebotes por partido.

El rival de San Antonio en primera ronda será Sacramento, que terminó octavo con marca de 44 victorias y 38 caídas. Se trata de una franquicia en renovación, que dejó ir a sus dos principales figuras (Chris Webber y Peja Stojakovic) y rearmó su plantel en torno a un gran base (Mike Bibby) y un especialista defensivo (Ron Artest).

Otras cartas importantes del equipo que conduce Rick Adelman son el escolta Bonzi Wells, el pivote Brad Miller y el alero Shareef Abdur-Rahim, quien logró quebrar el maleficio y jugará su primer partido de playoffs tras 9 años en la NBA. Pese a ello, los Kings no deberían representar un serio problema para los Spurs, que encima tendrán ventaja de localía.

Otro que es amplio favorito para llevarse su serie es Detroit, que tuvo el mejor récord de la liga (64-18) y aparece prácticamente invulnerable en su casa, The Palace of Auburn Hills. Esta temporada, los Pistons perdieron sólo cuatro partidos en ese estadio y aparecen bien encaminados hacia su tercera final de liga consecutiva. El argentino Carlos Delfino promedia 3.6 puntos y 1.7 rebotes por encuentro en el equipo de Flip Saunders.

Milwaukee será el adversario y tendrá que esforzarse y mucho para vulnerar la férrea defensa que plantea Detroit. La principal arma de los Bucks es Michael Redd, un joven escolta zurdo que llegó a la franquicia en los tiempos del trío Cassell-Allen-Robinson y supo convertirse en figura a base de grandes producciones ofensivas.

Como complemento aparecen un explosivo base (T. J. Ford), y tres buenos internos: Jamaal Magloire, Joe Smith y el australiano Andrew Bogut (primera elección en el último draft). De todas formas, si los Pistons juegan en su nivel habitual, poco podrá hacer Milwaukee para quedarse con el triunfo.

Finalmente, a los Bulls de Nocioni (13 puntos y 6.1 rebotes por juego) les tocará bailar con una de las más feas. El rival de Chicago será Miami, equipo que finalizó segundo en el Este con marca de 52-30. Encima, el Heat contará con ventaja de localía en caso de que la serie llegue a un partido decisivo.

Se trata de un adversario de cuidado, que basa sus posibilidades en uno de los dúos más temibles de la NBA. Por un lado, Dwyane Wade, un escolta muy veloz de escaso tiro exterior pero tremenda efectividad en las penetraciones. Por el otro, la gravitante presencia de Shaquille O`Neal en la zona pintada.

Con ellos alcanzaría para hablar de un equipo con serias pretensiones de lograr el título. Sin embargo, hay que sumar también el intermitente pero importante aporte de Jason Williams en la base y la versatilidad de Antoine Walker. Y a no olvidarse de la experiencia que Gary Payton y Alonzo Mourning le brindan al conjunto que dirige Pat Riley, un técnico de probada categoría. La misión de los Bulls es difícil, pero no imposible, ya que uno de los puntos flacos de Miami a lo largo de la fase regular fue la irregularidad: pueden pintarle la cara al mejor o tener una noche para el olvido y perder feo contra un rival mediocre. Nocioni y compañía deberán estar muy atentos para dar el golpe en el momento justo.

Ya no hay tiempo para especulaciones. Llegan los playoffs y, como les gusta decir a los estadounidenses, el lema es “Win or go home” (ganá o volvés a tu casa). La cuestión será ganar, entonces, para terminar la temporada con un anillo en la mano y la botella de champagne en la otra.
Fuente: Ole

4Comments
gexx

exelente, me gustó +10 😁

0
baco

😕 😕

0
pablitens

similar a los 20 boludos que corren tras una pelota dandole patadas mientras otros
dos boludos esperan paraditos a los costados, sólo que en éste son 10 nomás y se
juega con las manos 😄

0
twoboeings

Que es este deporte? 😄

0