Canales populares

"La inexistencia de república tiene consecuencias"









Lorenzetti advirtió que "la inexistencia de república tiene consecuencias"






En el marco del Foro de Políticas de Estado del Poder Judicial de la Nación, el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti, disertó este lunes sobre "El rol institucional de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en la defensa de los principios republicanos de gobierno" en la Sala de Audiencias del cuarto piso del Palacio de Tribunales.

Lorenzetti comenzó su exposición admitiendo que en nuestro país "tenemos muchas políticas declaradas y pocas implementadas", entre las cuales se encuentra la división de poderes como política de Estado. Para el magistrado, se trata de un tema de actualidad pues "hay muchísimos países que sostienen que es posible desarrollo económico sin república, sin división de poderes".

En ese sentido, destacó que "la inexistencia de república tiene consecuencias": "Cuanto mayor concentración de los poderes -del Estado, pero también económico o de la infirmación- exista, más difícil es la vida del ciudadano común". "Al ciudadano común no le interesa llegar al poder, le interesa vivir bien", sostuvo el titular de la Corte, y agregó que "la república debe estar al servicio de facilitar la vida de las personas y no para dificultarla".

Lorenzetti destacó el rol de la Corte como garante de la independencia judicial -mencionando el fallo "Rizzo", que un año atrás puso un freno a la llamada reforma de la Justicia intentada por el Gobierno- y recordó el trabajo de la recientemente fallecida jueza Carmen Argibay a la cabeza de la Comisión de Independencia Judicial.

Además, el presidente del tribunal supremo señaló el límite que la Corte puso a la delegación legislativa, una práctica que según sus palabras atenta contra la división de poderes. Lorenzetti se refirió al fallo "Camaronera", en el que el máximo tribunal sostuvo que quien debe fijar los tributos es el Congreso. La delegación legislativa en materia tributaria "puede ser admitida cuando hay una crisis económica", explicó, pero "cuando termina la emergencia, debería terminar la delegación".

"Nuestro problema es que la emergencia nunca termina, al menos en la ley", sostuvo Lorenzetti, en referencia a la Ley de Emergencia Pública y Reforma del Régimen Cambiario, sancionada el 6 de enero de 2002 y que fue objeto de sucesivas prórrogas, la última de las cuales extendió su vigencia hasta el 31 de diciembre de 2015. "Hay que volver a la normalidad en el tema de las delegaciones legislativas tributarias", sentenció.

Lorenzetti abogó por "tener temas que salgan de la agenda electoral", políticas de Estado que sean "perdurables en el tiempo, trasciendan a la personas y duren lo suficiente como para dar resultados". Surgen del consenso y no de una persona.

El discurso fue transmitido en vivo y en directo para una decena de universidades de todo el país y para el público, a través de la página del Centro de Información Judicial (CIJ).







0No hay comentarios