Check the new version here

Popular channels

la inmigracion en masa en europa es imparable


Un grupo de niños de un campamento de refugiados llega a su primer día de clase en Nimega, Holanda.ROBIN VAN LONKHUIJSENEFE
ASÍ QUE LO MEJOR ES QUE LAS SOCIEDADES Y LOS POLÍTICOS DE LA UE REFLEXIONEN SOBRE CÓMO INTEGRAR A LOS INMIGRANTES. ¿QUÉ VALORES COMPARTIMOS? ¿CUÁLES SE IMPONDRÁN?

En los siglos XVIII y XIX los europeos poblaban el mundo, pero ahora el mundo está poblando Europa. Aparte de las consecuencias de los más de un millón de refugiados que llegaron a Alemania en 2015 existen grandes tendencias demográficas. El motivo de la crisis migratoria actual son las guerras en Oriente Medio, pero también hay aspectos más importantes que harán que la inmigración a Europa siga siendo un asunto polémico mucho después de que se acabe la guerra en Siria.

Europa es un continente rico, en proceso de envejecimiento y cuya población está estancada. En cambio, las poblaciones de África, Oriente Medio y el Sudeste Asiático son más jóvenes, más pobres y están creciendo rápidamente.

En el cénit de la era imperial, en 1900, los europeos representaban alrededor del 25% de la población mundial. Pero actualmente los aproximadamente 500 millones de habitantes de la UE representan tan solo el 7%. En cambio, en África viven más de mil millones de personas y según la ONU esta cifra ascenderá a casi 2.500 millones en 2050. La población de Egipto se ha duplicado desde 1975 y ahora asciende a más de 80 millones de habitantes; la de Nigeria era de 50 millones en 1960, ahora es de más de 180 millones y se prevé que sea de más de 400 millones en 2050.

La migración de africanos, árabes y asiáticos a Europa representa la inversión de una tendencia histórica. En la era colonial, Europa ejerció una especie de imperialismo demográfico, ya que los europeos blancos emigraron a las cuatro esquinas del mundo. Poblaciones indígenas de Norteamérica y Australasia fueron sometidas y a menudo asesinadas, y continentes enteros pasaron a ser apéndices de Europa. Los países europeos también establecieron colonias en todo el mundo y las llenaron de inmigrantes, y al mismo tiempo se obligó a varios millones de personas a que emigraran de África al Nuevo Mundo y trabajaran allí como esclavos.

Cuando los europeos poblaban el mundo, a menudo lo hacían mediante la "migración en cadena". Una persona se asentaba en un país nuevo como Argentina o Estados Unidos, enviaba cartas y dinero a casa y poco tiempo después sus familiares y otras personas emigraban también a ese país.

Ahora las cadenas van en la dirección opuesta: de Siria a Alemania, de Marruecos a Holanda, de Pakistán a Gran Bretaña. Pero actualmente los emigrantes ya no mandan cartas a casa y luego sus familiares hacen un largo viaje por mar para reunirse con ellos. En la era de Facebook y del smartphone, Europa parece estar mucho más cercana que antes de Karachi o Lagos.

Países como Gran Bretaña, Francia y Holanda han pasado a ser mucho más multirraciales en los últimos 40 años. A los gobiernos que han prometido imponer restricciones a la inmigración, como el actual gobierno británico, les ha resultado muy difícil cumplir sus promesas.

La posición de la UE es que aunque los refugiados pueden solicitar asilo en Europa, los "emigrantes económicos" ilegales deben volver a casa. Pero es improbable que esta política reduzca los flujos migratorios por varios motivos.

El primero es que es posible que la cifra de países afectados por guerras o revueltas sociales aumente; por ejemplo, cada vez hay más preocupaciones por la estabilidad de Argelia.

El segundo es que la mayoría de las personas consideradas como "emigrantes económicos" realmente nunca se van de Europa. Solamente el 30% de las personas que solicitan asilo en Alemania y son rechazadas se van del país voluntariamente o son deportadas.

Y el tercero es que una vez que grandes poblaciones de inmigrantes se establecen en un país, el derecho a la "reunión familiar" hace que el flujo siga siendo continuo. Por tanto, es probable que Europa siga siendo un destino atractivo y alcanzable para las personas pobres y ambiciosas de todo el mundo.

Una posible reacción de Europa es que acepte que la inmigración del resto del mundo es algo inevitable y que la acoja con entusiasmo. Las economías endeudadas de Europa necesitan una inyección de juventud y dinamismo. ¿Quién si no los inmigrantes prestará servicios a sus ancianos en residencias y construirá edificios?

Pero incluso los europeos que están a favor de la inmigración suelen afirmar que, por supuesto, los inmigrantes deben aceptar todos los "valores europeos". Esto puede parece poco realista, en parte porque muchos de estos valores son relativamente recientes.

En las últimas décadas, el feminismo ha conseguido grandes progresos en Europa y las actitudes ante los derechos de los homosexuales han cambiado. Pero muchos inmigrantes de Oriente Medio y de África tienen actitudes mucho más conservadoras y sexistas ante estos asuntos y para cambiarlas hará falta algo más que unas cuantas clases de derechos cívicos.

Los europeos tienen muchas dudas sobre cómo responder a estos nuevos retos. En la era del imperialismo justificaron el asentamiento en países poco avanzados basándose en la creencia de que aportarían a ellos los beneficios de la civilización. Pero la Europa post-imperialista de después del holocausto es mucho más cautelosa a la hora de reivindicar la superioridad de su cultura. Ha reemplazado la creencia en su misión civilizadora y en la Biblia por un énfasis en los valores universales, los derechos individuales y los tratados internacionales.

La gran cuestión en las próximas décadas será si la fe de Europa en los valores liberales universales podrá resistir las consecuencias de la inmigración en masa. Una batalla entre los defensores y los opositores a la inmigración está empezando a configurar la política.

A largo plazo preveo que los opositores perderán, no porque sus exigencias sean impopulares, sino porque no se pueden llevar a la práctica. Es posible que islas rodeadas por el Océano Pacífico como Japón o Australia mantengan controles estrictos a la inmigración, pero será prácticamente imposible que lo haga una Unión Europa que forma parte de la masa continental de Eurasia y que está separada de África por estrechos de corta longitud en el Mediterráneo.
0
11
0
0
11Comments
      GIF
      New