Canales populares

La inseguridad en La Matanza: un reflejo de María Eugenia

La inseguridad en La Matanza: un reflejo de María Eugenia

Luego del asesinato de Leandro Miguel Alcaraz, chófer de la línea 620, la respuesta de Vidal fue apuntar la responsabilidad del hecho hacia la Intendenta Verónica Magario. Hoy desde El Disenso te explicamos por qué la responsabilidad es solamente de la Gobernadora.



Mientras Leandro era fusilado, Vidal estaba desenchufada, renovando energía en un retiro espiritual. No obstante, la respuesta originada desde el departamento de marketing y prensa de la gobernadora apuntó la responsabilidad del hecho hacia la Intendenta Verónica Magario, una de las figuras femeninas del peronismo bonaerense que más preocupa a los consultores de Cambiemos.

Incidentalmente, son constantes los sondeos de opinión pagados por la provincia para cotejar la popularidad de Magario con la de Vidal, evidenciando, por parte del equipo de imagen de la gobernadora, una obsesión que evoca aquel pasaje de la literatura clásica donde una oscura mujer le preguntaba a su espejo quien era la más bella del reino. En este contexto, aunque el poder de policía sea detentado por la policía de Vidal, queda claro por qué Magario fue rápidamente convertida en culpable desde el aparato mediático de Cambiemos, cuya horda de trolls, que los funcionarios aseguran no tener, impuso instantáneamente en Twitter el hash #MagarioRenunciaYa.

Pero lo más grave que surge cuando el gobierno provincial responsabiliza a Magario por los delitos cometidos en su municipio, es la ignorancia de la normativa vigente, siendo evidente que en la provincia desconocen la Ley Provincial de Seguridad Nº 12.154 en su artículo 6
: “El Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, en su carácter de Jefe de la Administración de la Provincia, tiene a su cargo la implementación de las políticas del sistema de seguridad pública”.

Por otro lado, hace mas de un año que la Legislatura votó la Ley 14.867, que establece las medidas de seguridad necesarias para las unidades de transporte colectivo de pasajeros de jurisdicción provincial y municipal, imponiendo el uso de cámaras de seguridad en el interior de cada vehículo. Si bien la Ley fue promulgada el 1° de febrero de 2017, la gobernadora Vidal nunca la reglamentó, lo que evita que se pueda poner en practica.

Por esos motivos la Intendenta de La Matanza mantiene, desde el inicio de su gestión, una lucha sostenida con Vidal, a quien le reclama el traspaso de la policía local, junto a los fondos para sostenerla, a fin de hacerse con las herramientas indispensables para brindar seguridad a los matanceros y disponer de la cantidad de efectivos necesarios para garantizar seguridad a la población del municipio.


Se trata del mismo pedido realizado por Larreta a Macri, quien le transfirió 20 mil efectivos y 12 mil millones de pesos al Gobierno de la Ciudad, instalando un nuevo paradigma de delegación en materia de seguridad. Pero Vidal le niega la ayuda a Magario, a quien, además, le redujo los recursos humanos disponibles y le retacea el presupuesto en Seguridad para su populoso distrito, donde más de 2 millones de ciudadanos quedan expuestos a cualquier delito para que el espejo de María Eugenia pueda decirle, cada mañana, que ella sigue siendo la más linda del reino.

Desde la provincia justifican los recortes asegurando que, de acuerdo a un informe del Tribunal de Cuentas, La Matanza “durante el ejercicio 2016 no ejecutó ningún gasto relacionado al Fondo de Fortalecimiento de la Seguridad“. Esa jugada cae ante las cifras que ya había publicado Magario sobre la seguridad del municipio.

Concretamente, La Matanza recibió, de parte de la Provincia y en concepto de Fondo de Fortalecimiento de la Seguridad, dos depósitos por $ 78.906.267 y uno por $ 81.297.366, pero la inversión total realizada por la Intendenta Magario en La Matanza en el área de Seguridad entre 2016 y 2018, contando “únicamente” con recursos municipales, superó los $701.000.000 mientras que el presupuesto en ejecución para Seguridad “sólo para este año” es de 578 millones de pesos.

Todos los recursos que hemos puesto desde el municipio triplican al Fondo de Seguridad que debe mandarnos la provincia por leyaclaró Magario.

Respecto a la presencia policial, Verónica Magario explicó
: “Tenemos la mitad de los efectivos que deberíamos tener para custodiar al municipio”. En efecto, La Matanza cuenta actualmente 4200 policías más 150 gendarmes cuando debería haber 7000 policías y 1200 gendarmes.

El mensaje implícito en esta desigualdad geográfica del celo policial es evidente: si querés robar, andá a La Matanza. De este modo, ser la más linda para el espejito de los asesores de imagen encuentra su costo forzado en la fabricación de climas de espanto, como el generado por el fusilamiento de Leandro, en territorios como La Matanza, que se costituyen así en trazos del retrato oculto, repugnante y oprobioso de esa “Dorian Gray” que es María Eugenia.





Ley 14.897




Ley 14.897




Ley 14.897





Patricia Bullrich: "La sensación de inseguridad es muy fuerte"

La ministra de Seguridad habló de los problemas que afronta la Argentina y lanzó la afirmación que despertó polémica en las redes sociales.



La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich aseguró desde Washington que "la sensación de inseguridad es muy fuerte" en la Argentina, una frase que ella misma le cuestionó al kirchnerismo.

En diálogo con medios argentinos, la funcionaria seleccionó algunas estadísticas de delito que se redujeron y consideró
que "sin embargo, todavía la sensación de inseguridad es muy fuerte. Va a tener que pasar mucha agua debajo del puente para que cambie eso".

Años atrás Bullrich fustigó al gobierno de Cristina Kirchner por un comentario del entonces jefe de Gabinete Aníbal Fernández, quien había considerado que la inseguridad era una sensación por la repetición constante de hechos delictivos en los medios hegemónicos . Así lo demuestran algunas publicaciones en su cuenta de Twitter.

Esa frase fue una de las principales críticas del macrismo cuando formaba parte de la oposición, pero ahora la utiliza desde el Gobierno mientras los medios amigos del gobierno ocultan esa realidad.





HAMBRE

Para el jefe de la Policía Bonaerense, "la pobreza y la exclusión llevan a que muchas personas salgan a robar"



El jefe de la Policía Bonaerense, Fabián Perroni, señaló al contexto económico como uno de los causales de la inseguridad, al afirmar que "la pobreza y la exclusión llevan a que muchas personas salgan a robar".

"La violencia permanente de los delincuentes es producto de la droga, y después hay una situación social que hace que la persona que tenga la necesidad de comer delinca. La pobreza y la exclusión lleva a que muchas personas salgan a robar", dijo a Radio La Red.

Perroni sostuvo que hoy que no tiene "dudas de que hay puerta giratoria" para delincuentes que son detenidos y luego liberados por decisión judicial. "Hoy un juez libera 10 o 12 veces a una persona con antecedentes delictivos", afirmó y se sumó así a las críticas al Poder Judicial de su par de la Policía Federal, Néstor Roncaglia.

En tanto, consideró
que "se tiene que terminar el negocio de la muerte", en referencia a los delitos vinculados al narcotráfico. Al ser consultado sobre la existencia de presos en comisarías, el jefe policial dijo que coincide con las afirmaciones del ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, quien dijo que prefería que quienes delinquen estén detenidos. "Coincido con los dichos de Ritondo, prefiero que los delincuentes estén adentro apretados" pero que estén detenidos, señaló.

Por otra parte, afirmó que "un policía gana poco más de 20 mil pesos" por lo que evaluó que los uniformados "trabajan más por vocación"
. "Yo trabajo 24 x 24 (horas) y gano poco más de 70 mil pesos, menos que un diputado" subrayó Perroni.
8Comentarios