Check the new version here

Popular channels

La intermitente historia de amor entre Justin y Selena









Justin y Selena



A estas alturas, decir que la historia de amor de Justin y Selena ha sido un poco tormentosa, no es ningún secreto. Y es que, aunque los buenos momentos también han estado presentes en su relación, no podemos decir que hayan tenido un noviazgo precisamente estable. Sus idas y venidas están a la orden del día, y ya a nadie le sorprende que rompan y se reconcilien a la misma velocidad a la que Miley Cyrus se busca un nuevo problema (acaba de ser demandada por culpa del perro de su hermana Brandi)

Pero, ¿cómo empezó todo entre la pareja teen más seguida del mundo? Cinco años hace desde que se conocieran y pocos sabrán que, pese a la seguridad que demuestra ahora Justin, en 2009 tuvo que recurrir a su mánager para conocer a la chica por la cual perdía la cabeza.

Un amor adolescente que se hizo mayor



Porque fue su representante el encargado de llamar a la madre de la chica Disney con el fin de concertar una cita entre ambos. Y lo que empezó siendo una bonita amistad, se convirtió en toda una historia de amor que tuvo su puesta de largo en 2011, en la fiesta que la revista Vanity Fair organiza cada año después de los Oscar.

Según ha reconocido Selena posteriormente en alguna entrevista, para ella, ese momento fue lo más parecido a un baile de instituto. Estaba feliz y sólo hacía falta ver el brillo de sus ojos para darse cuenta. Sin embargo, el beso tardó un tiempo en llegar. No fue hasta unos meses más tarde, en abril de ese mismo año, cuando Justin se atrevió a hacerlo en una rueda de prensa en Indonesia.

Llegan los problemas



Sin embargo, los problemas no tardaron en llegar. Y no lo decimos solamente por las amenazas que las fans de Justin empezaron a lanzar contra Selena. Lo verdaderamente dramático para la cantante fue ver a su novio salir del musical del Rey León muy bien acompañado de la modelo Barbara Palvin, algo que Selena no pasó por alto.

Tras esto, han tenido rachas de no poder verse ni en cera seguidas de reconciliaciones campestres de lo más románticas. Y si el lunes se besaban apasionadamente en el aeropuerto, el martes ya estaban otra vez a la gresca.



Y entre tanta riña, lo que han faltado han sido aspirantes a sustitutos para ambos: Miranda Kerr o Yovanna Ventura para él y Niall Horan, Orlando Bloom, Tommy Chiabra y el modelo André Hamann para ella.

Recientemente, su último distanciamiento ha sido por culpa del ultimátum que Selena le ha dado a Justin: o se casán, o adiós. Ella quiere ver cómo esta vez el canadiense se toma en serio su relación y necesita hacerlo con el anillo de compromiso en su dedo. Sin embargo, Justin no está tan seguro de querer dar ese paso y para quitarse las dudas no se le ha ocurrido nada mejor que irse de cena con la Kendall Jenner, la hermana de Kim Kardashian.



¿Los veremos en poco tiempo camino al altar? ¿Dejarán de seguirse para siempre en Instagram? Sólo el tiempo lo dirá. Lo que está claro ahora mismo es que él está más que dispuesto a recuperarla.













0
0
0
0No comments yet