La inundación,un duro contraste Scioli / Macri

EXITOSAS OBRAS EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

La inundación bonaerense, un duro contraste Scioli / Macri
Duras palizas a la administración bonaerense suponen algunos éxitos de la gestión Mauricio Macri en la Ciudad. De un lado, el metrobus demostró resultar un éxito, al que se opusieron muchos funcionarios de Daniel Scioli e intendentes municipales del Gran Buenos Aires. Por otra parte, la Ciudad que antes tenía barrios que rápidamente se inundaban, en esta ocasión resistió muy bien el temporal mientras que muchos territorios bonaerenses eran anegados a causa de obras de infraestructura no ejecutadas.





La evidencia fue que la metrópolis porteño resistió el temporal. Donde antes se inundaba, en esta ocasión se demostró que las obras realizadas (y hay otras en ejecución) fueron acertadas. La oposición porteña a Mauricio Macri perdió un argumento poderoso: cada vez que se inundaba la Ciudad, el ineficiente Frente para la Victoria reclamaba por aquello que no hizo cuando fue gobierno porteño.

El contraste entre lo que sucedió en Ciudad de Buenos Aires y el desborde del arroyo Dupuy en La Matanza, del río Reconquista en Merlo y el río Luján en ese municipio, permitieron obtener imágenes dramáticas y desoladoras pero también un dato: ahora, los camarógrafos y fotógrafos tuvieron que trasladarse afuera de la Ciudad para hacer su trabajo. En el pasado, podían filmar y fotografías a destajo en Villa Crespo (el nuevo entubamiento del Arroyo Maldonado demostró resultar una obra eficiente, increíble que estuviese demorada durante tantos años), o en la calle Blanco Encalada, en Villa Urquiza y Belgrano.

En 2008, la Ciudad puso en marcha el Prgrama de Gestión de Riesgo Hídrico, llevando adelante obras en todas las cuencas de los arroyos que atraviesan su territorio.


La cuenca del Arroyo Maldonado, inaugurado en 2012, con la ejecución de 2 aliviadores de casi 7 metros de diámetro y 4.579 metros de longitud el túnel corto y 9.864 metros el túnel largo; y los ramales secundarios, en ejecuciòn, con la tecnología más avanzada disponible en el mundo.




Esta obra ha beneficiado a 343.000 vecinos en el área crítica (el 11.2 % de los habitantes) y a 985.000 en toda la cuenca (el 32.1% de la población de la ciudad).

Falta resolver que involucra al Arroyo Medrano, motivo de anegamiento del llamado Barrio Mitre, que recibe el agua desde Provincia de Buenos Aires: Cristina Fernández de Kirchner construyó su Tecnópolis, en Villa Martelli (Vicente López), y tapó con homirgón una zona que antes actuaba como reservorio natural. Los ingenieros del Frente para la Victoria quizá obtuvieron su título estudiando por correspondencia... con todo el respeto que merece el estudio a distancia.

Acerca del arroyo Medrano (70% Provincia de Buenos Aires y 30% Ciudad de Buenos Aires), debe recordarse la reiterada intención del Gobierno porteño de acordar una solución trilateral: Nación (está en la zona por Tecnópolis), Provincia y Ciudad, en conjunto.

De todos modos, los de Macri están haciendo ya un trabajo sobre el arroyo Medrano, avanzando en un reservorio en el Parque Sarmiento, cercano a Villa Mitre. Hay un motivo estrátegio: es zona lindera con Vicente López, un municipio del PRO (Jorge Macri es su intendente municipal), afectado por la impresión de Cristina y su Tecnópolis.

El otro desafío para Macri se llama Arroyo Vega, que se encuentra en su 1ra. etapa, habiéndose llamado a licitación para los 2 tramos de la 2da. etapa. Es una obra que beneficiará a más de 315.000 vecinos, de los barrios que forman la cuenca: Belgrano, Colegiales, Villa Urquiza, Villa Pueyrredón, Parque Chas, Chacarita, Agronomía y Villa Devoto.

De todos modos, la 1ra. etapa del arroyo Vega ha resultado formidable, según los resultados comprobados horas atrás.

En especial en el Gran Buenos Aires, los enojos de los alcaldes municipales fueron para con la Administración Scioli. Probablemente no resulte totalmente cierto, y los jefes distritales también tengan su cuota de responsabilidad pero la oportunidad les resultó propicia para endosarle el desastre a la Ola Naranja.