Check the new version here

Popular channels

La lección médica que los economistas no aprendieron

Las variables proyectadas para 2015 coinciden con los errores no advertidos en el presupuesto 2014.




A finales de 2013, el Gobierno presentó el presupuesto para 2014, con cifras que hacían mucho ruido, previendo para sus variables más notorias:

* Inflación del 9.9%;
* Crecimiento de la economía en el orden del 4%;
* Dólar promedio proyectado de 6.33$.

Sin necesidad de esperar al 2014, a mediados de diciembre de 2013 el dólar oficial había llegado a superar dicha estimación, incluso antes de que entrara en vigencia la ley de presupuesto para este año (el 17 de diciembre el tipo de cambio oficial se ubicó en $6.335).

Ya entrado este año y con las cartas sobre la mesa, el ministro de Economía reconoció que la proyección de crecimiento para el país sería de 0.5% a finales de año y habló de una inflación ubicada en 21.3% (medida de diciembre a diciembre, aunque las consultoras privadas coinciden en su mayoría en colocarla por encima del 35%).

Con estos antecedentes, se podría suponer que el Gobierno no cometerá nuevamente un error (¿O acción voluntaria?) en las estimaciones proyectadas, aunque la percepción de la realidad nos indica que nuevamente nos estarían vendiendo “gato por liebre”.

Veamos las principales variables proyectadas para el Presupuesto 2015:

* Inflación del 15.6%;
* Crecimiento de la economía en el orden del 2.8%;
* Dólar promedio proyectado de 9.45$.

Con un segundo semestre muy preocupante; aislamiento de los mercados internacionales debido al default prolongado, lectura de que no se solucionará el conflicto con los holdouts a principios de 2015 (prácticamente confirmada con la nueva ley de pago soberano), menor incidencia de la cosecha futura por baja en los precios de los commodities, mayores vencimientos de deudas en dólares, creciente déficit energético, entre otros factores, parece casi imposible que se dé el escenario planteado en el proyecto de ley de presupuesto, ubicándolo más cerca de una “caricatura” del gran Luis Ordoñez, dibujo que luego se ajustará mes a mes.

Dicen los médicos que para poder acertar con el remedio es clave diagnosticar bien la enfermedad. Parece que algunos economistas no estilan parafrasear con otras ciencias.
0
0
0
0No comments yet