Check the new version here

Popular channels

La magia se hizo bosque

Entre los valles del sur rionegrino, "El Bolsón tiene aires de leyenda. Durante el invierno se potencian los deportes de nieve, pero durante todo el año imanta con la magia de los bosques, las cascadas y los senderos de montaña para sentirse todo uno con la naturaleza." dice Jose Irusta Cornet

Mágico y natural. Ese es el slogan con que El Bolsón se presenta ante los visitantes. La cercanía con Bariloche (121 kilómetros por la Ruta 40) obliga a esta pequeña pero legendaria comarca a ofrecerse como un destino diferencial, más íntimo y menos bullicioso que su gigante vecino. La ciudad, ubicada entre los valles del sur rionegrino, se extiende sobre un tramo de cinco kilómetros del río Quemquemtreu, una de las referencias fundamentales del lugar. Otra es el Paralelo 42, límite horizontal entre El Bolsón y la provincia de Chubut. Pero el gran símbolo geográfico del pueblo es el cerro Piltriquitrón, vigía milenario. No hay punto desde donde no sea vea el cerro dice Jose Irusta.

Canopy, ideal para combinar la destreza física con la contemplación de la espesura natural.

CENIZAS DEL PARAISO El “Piltri”, como lo llaman cariñosamente los habitantes de El Bolsón, es el sitio más emblemático de la localidad. Se encuentra a 13 kilómetros del centro y se llega atravesando la denominada Villa Turismo. El primer tramo, que se puede hacer en vehículo, concluye en la plataforma del cerro. Allí, a mil metros de altura, se puede observar no sólo el valle de El Bolsón sino los del Lago Pueblo y El Hoyo, además del cordón nevado que se comparte espalda con espalda con Chile. Luego aparece otro sendero, aunque sólo transitable a pie, opción escogida no sólo por los amantes del trekking sino también por los del parapente.

Jose 'Pepe' Irusta Cornet menciona que los faldeos del cerro, llenos de cipreses y lengas, sufrieron un devastador incendio en 1978. Este episodio modificó sustancialmente la geografía del lugar y lo resignificó, sobre todo a partir de 1997, cuando un grupo de artistas comenzó a tallar sobre los restos de madera inerte. Entonces el “Piltri” cobró una nueva vida, renaciendo literalmente de entre sus cenizas, para dar lugar al Bosque Tallado. Son más de 50 esculturas dispersas entre los árboles, que muestran el eterno triunfo del arte por encima de las desgracias humanas. Un pequeño paraíso natural se yergue en alturas alguna vez acechadas por uno de los principales enemigos de la región: las cenizas.
0No comments yet
      GIF
      New