Canales populares

La mision secreta fallida para rescatar Foley



La mision secreta fallida en Siria para rescatar a James Foley






Los días pasan y el horror comienza a abrir lugar al repaso de los hechos. Hoy salieron a la luz nuevas revelaciones respecto al secuestro del periodista estadounidense James Foley a manos del Estado Islámico, referidas a la acción de la Casa Blanca frente al hecho, días después de que se difundiera un video que mostraba a un jihadista decapitando al hombre de 40 años.

Por un lado, el propio gobierno de Barack Obama confirmó que intentó rescatar al periodista y a otros rehenes estadounidenses durante una misión en Siria que finalmente falló. Por el otro, el diario The New York Times afirmó que los jihadistas pidieron un rescate de 100 millones de dólares a cambio de la liberación de Foley pero que la Casa Blanca se rehusó a negociar.

La misión para rescatar a James Foley, secuestrado desde 2012, y a otros rehenes estadounidenses durante una misión secreta en Siria fue autorizada por el presidente Barack Obama y apoyada en datos de inteligencia estadounidense, y se produjo durante el verano boreal.

Los funcionarios dijeron que fuerzas especiales estadounidenses y otros efectivos militares, apoyados por helicópteros y aviones, entraron en la zona objetivo en Siria y se enfrentaron a tiros con miembros del Estado Islámico. Sin embargo, después descubrieron que los rehenes no estaban allí.

Las autoridades no revelaron exactamente cuándo se produjo la operación, pero dijeron que no fue en las últimas dos semanas.

Lisa Monaco, principal asesora antiterrorista de Obama, dijo en un comunicado que el mandatario autorizó la misión porque su equipo de seguridad estimó que los rehenes estaban en peligro con cada día que pasaba.

"El Gobierno de Estados Unidos tenía lo que creía era suficiente información de inteligencia, y cuando se presentó la oportunidad, el presidente autorizó al Departamento de Defensa que actuara de forma agresiva para recuperar a nuestros ciudadanos. Lamentablemente, esa misión no tuvo éxito porque los rehenes no estaban presentes", dijo Monaco.

Entre los rehenes a los que se buscaba figura también Steven Sotloff, periodista estadounidense al que se amenazó con decapitar en el mismo video que mostró la brutal ejecución de Foley.

Las familias de los rehenes fueron informadas de la operación, "pero sólo cuando fue operativamente seguro hacerlo", dijo un veterano responsable de la Administración.

El vocero del Pentágono John Kirby dijo que la misión se centró en una "red particular de captores" dentro del Estado Islámico, pero no proporcionó detalles.

"Estados Unidos no tolerará el secuestro de sus ciudadanos, y trabajará sin descanso para asegurar su seguridad y para que los captores paguen por ello", declaró.



Los detalles de la Operacion






En el marco de una misión secreta desplegada en la provincia de Raqqa, dos docenas de comandos de la Fuerza Delta descendieron hasta una refinería en manos de los resistentes con el objetivo claro y preciso: la liberación de los rehenes. Pero no tendría suerte. Con el paso de las horas la acción no terminó exitosamente y ningún profesional secuestrado pudo ser rescatado durante el operativo.

Para llevar adelante la iniciativa los soldados fueron transportados por helicópteros Sikorsky UH-60 Black Hawk en plena madrugada. La gama de naves alcanzaba varios aviones caza F-16 y un Predator Drone, el cual sobrevolaba el área mientras el grupo comando recuperaba posiciones y buscaba desesperadamente a los cautivos, entre ellos, a James Foley.

En su accionar los comandos descendieron por medio de paracaídas hacia la zona de la refinería y comenzaron a acercarse a pie lentamente al área custodiada por los terroristas. Todos se encontraban equipados con ejemplares de visión nocturna y armas ligeras para contar con una mejor movilidad.

En ese momento se inició un intenso tiroteo entre las fuerzas de seguridad norteamericanas y los yihadistas. Los de la agrupación cayeron muertos y un comando especial fue herido durante el combate. Luego varios minutos de intercambio de fuego, la Fuerza Delta comienza la retirada, sin haber encontrado a los secuestrados, según consignó el diario británico The Times.

0
0
0
0No hay comentarios