Check the new version here

Popular channels

La modelo más alta del mundo

Tiene 18 años y mide 2,06 metros a raíz de un desequilibrio hormonal. Objeto de burlas, salió de un pasado difícil apostando a la moda.



















Ser muy alta a veces es un handicap para muchas mujeres, pero para otras termina resultando un gran golpe de suerte. Eso mismo opina Elisany Silva da Cruz, la joven brasileña considerada la mujer más alta del mundo. A sus 18 años, mide ni más ni menos que 2,06 metros y es gracias a ello que desde los 15 se dedica a la profesión de modelo en su país. Tres años después de su debut, ahora la historia de esta chica cruza fronteras tras anunciar su compromiso con su pareja de toda la vida, y a quien saca más de un par de cabezas.
  Su historia comenzó a hacerse eco en los medios digitales hace ya algo más de un año, cuando sus proyectos como modelo se comenzaron a conocer. Pero no ha sido hasta ahora que realmente su popularidad ha ido más allá de su Brasil natal. Y es que hasta hace pocos años, su vida no fue particularmente fácil. La espectacular altura de Elisany, digna del libro Guiness de los récords, no depende únicamente de un crecimiento natural, sino de un tumor hipofisario que afecta la glándula endocrina. Sin tener efectos contraproducentes para la salud, esto provoca que el individuo segregue hormonas que actúan en tejidos y huesos más que lo habitual, provocándoles un crecimiento acelerado.
  Así, con tan solo once años la joven ya presentó un crecimiento más rápido que el del resto de sus familiares. Tras varias pruebas, los expertos determinaron que el desequilibrio hormonal de Silva le provocaba el no dejar de crecer. Esto le conllevó una infancia de críticas e insultos entre sus compañeros de escuela y un estado de inadaptación social. Por ello, finalmente, a los 15 años y con sus 206 centímetros actuales decidió someterse a una operación para poner punto final a su patología. Con ello, los expertos consiguieron eliminarle el tumor y frenar su desarrollo.
  Antes de llegar a este punto, su situación de inadaptación social la motivó a dejar sus estudios y abandonar la escuela en la que era objeto de burlas. Sacando partido de su condición, decidió apostar por el mundo de la moda y probar suerte como modelo. La jugada no le salió mal y rápidamente entró en una agencia. Poco a poco, empezó a participar en campañas publicitarias. Sintiéndose bien considerada, comenzó a ganar autoestima, momento en el que decidió no esconderse y empezar a compartir su historia con el mundo.
  Ahora ya no siente complejos por ser muy alta. Además, su físico no le impidió encontrar al que próximamente será su marido. Francinaldo da Silva Carvalho, de 22 años, es su pareja desde hace tres. En alguna ocasión, confesó a varios medios que “siempre había querido salir con una chica alta y Elisany es mi mujer perfecta”. Tal es así que tras un tiempo de noviazgo, la pareja decidió formalizar su relación y próximamente pasarán por el altar. Ambos confesaron su deseo de ser padres. Con todo, el caso de Elisany demuestra que el triunfo personal es mucho más que una cuestión de imagen
.
0
0
0
0
0No comments yet