Check the new version here

Popular channels

La mujer de Tomada lleva cinco años contratada



La mujer de Tomada lleva cinco años contratada por el Ministerio de Trabajo

Clarisa Beatriz Soto, cónyuge del ministro, se desempeña como asesora. Sin embargo, no forma parte de la planta permanente.

La mujer de Carlos Tomada se desempeña como asesora del Ministerio de Trabajo comandado por su pareja. Allí, Clarisa Beatriz Soto está contratada como prestadora de servicios al menos desde 2009.

La relación conyugal entre el ministro y Clarisa consta en la propia declaración jurada que Tomada presentó ante la Oficina Anticorrupción. En el documento, el funcionario especificó que comparte un domicilio en la Capital Federal con la mujer de 61 años, que juntos adquirieron en 1993.

Según el sitio Eliminando Variables, Soto fue contratada como “Analista Principal” en la Subsecretaría de Programación Técnica y Estudios Laborales, bajo la dependencia en la Dirección General de Estudios y Estadísticas Laborales, con el grado y nivel B-6, entre el 01 de marzo del 2009 y hasta el 31 de diciembre del 2009.

No obstante, el portal que destapó el caso pudo comprobar que el vínculo laboral entre Clarisa y el ministerio de su marido data de tres años antes. Soto figura en los créditos de un estudio encargado por el ministerio como consejera técnica. El trabajo lo realizó para el cuarto trimestre de 2006, y se trató de la denominada "Encuesta de Indicadores Laborales (EIL)".

El estudio estuvo a cargo de la misma subsecretaría y dependencia en la que fue contratada la esposa del ministro en el año 2009. A partir de allí, su contrato fue renovado sistemáticamente año a año. El actual, según figura en el sitio oficial del ministerio, vence el último día de 2014. Sin embargo, a juzgar por el patrimonio declarado por su marido, Soto no tiene que preocuparse por la incertidumbre laboral: Tomada dijo tener cinco inmuebles y cinco cuentas bancarias, más un automóvil y acciones en YPF con los que, a valor fiscal, llega a 620 mil pesos.

Tampoco se trata de la única pareja que comparte trabajo en el Estado. Los casos de "matrimonios del poder" se extienden en todo el país. El de Tomada, a nivel ministerial, se suma al caso de Julio De Vido (Planificación), esposo de Alessandra Minnicelli, que se desempeñaba como síndica de la Nación.

El caso más emblemático, sin embargo, se da en las provincias de Tucumán y Santiago del Estero. Beatriz Rojkés, esposa del mandatario tucumano José Alperovich, fue sucedida como presidenta de la Cámara alta por Gerardo Zamora cuando el funcionario dejó la gobernación en manos de su mujer, Claudia Abdala. El espejo de ambas relaciones bien podría ser el de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, sucesora de su difunto esposo, Néstor Carlos Kirchner.

La costumbre de contratar parejas y parientes tampoco es patrimonio exclusivo del oficialismo, dado que Nito Artaza dio en la tecla cuando contrató a su novia, María Silvina Scheffer, "La Profe" de Gran Hermano, quien se sumó al equipo del Senador correntino junto a la hermana de Artaza. No es el único caso, dado que el socialista Rubén Giustiniani también trabaja con su señora esposa.
0No comments yet
      GIF
      New