Canales populares

La niña declaró y complicó al acusado

Magaly, la niña que estuvo desaparecida 17 horas y que luego denunció haber sido abusada sexualmente, afirmó ayer al declarar ante la Justicia que el imputado por el hecho, David Benítez, sabía que ella tenía sólo 12 años. De esa manera desmintió al joven de 24 años, quien había declarado que ella le dijo que tenía 17 años. La chica declaró en la Cámara Gesell de una fiscalía de la localidad bonaerense de Tigre. Liliana González, abogada de Benítez, informó ante los periodistas que Magaly afirmó que “siempre había dicho que tenía 12 años” y que “no tenía ganas de tener relaciones sexuales porque estaba cansada”. Las manifestaciones de la niña complican la situación de Benítez, dado que se suman a las pericias de los forenses que confirmaron que hubo “violación”, tal como dijo en su momento el fiscal Marcelo Fuenzalida, motivo por el cual la causa está caratulada como “abuso sexual agravado con acceso carnal”.




La niña estuvo declarando en la Cámara Gesell durante 45 minutos, con asistencia psicológica. El fiscal Fuenzalida acusó de violación al joven, que sigue detenido a la espera de una definición de su situación procesal. Se presume que el fiscal solicitará que se le dicte la prisión preventiva. El que debe resolver esas cuestiones es el juez Ricardo Costa, quien está a cargo de las actuaciones.

La defensora de Benítez, al referirse a los dichos de Magaly, estimó que podría ser que “el miedo o la vergüenza pueden haberla hecho decir algo que no es real”. De esa forma intentó mantener en pie los dichos de su defendido, quien aseguró que fueron “relaciones sexuales consentidas” con una chica que él creía que tenía “17 años y no 12”. González llegó a señalar, incluso, que le pareció que Magaly hizo “un relato armado”. En ese sentido, recordó que los padres adoptivos de la niña son abogados.

Ahora el fiscal Fuenzalida tiene 15 días para pedirle al juez Costa que convierta en prisión preventiva la detención de Benítez –se estima que es eso lo que solicitará–, mientras que el magistrado tiene otros 15 días para analizar las actuaciones y resolver por sí o por no.


Magaly, que vive con sus padres adoptivos en Lomas de San Isidro, había desaparecido en la tarde del martes pasado y al día siguiente, a mediodía, la encontraron cerca de la villa La Cava, en compañía de Benítez. Los dos estaban por subir a un colectivo que no iba hacia la casa familiar de Magaly. Cuando vieron que se les acercaba la policía, el joven escapó y horas después fue detenido.

La situación vivida por la niña quedó expuesta en forma pública, a partir de la difusión que tuvo el caso antes de la aparición de Magaly, cuando sus padres hablaron ante los medios de prensa para alertar sobre su desaparición y pedir la ayuda de personas que pudieran haberla visto.

El padre de la chica reconoció luego que ella se había ido por sus propios medios y que no se había tratado de un rapto callejero. La joven fue hallada en la noche del martes por familiares de Benítez, en una plaza de La Cava, y pasó la noche en la casa donde vive el joven.



El fiscal Fuenzalida estaba esperando los resultados del análisis técnico realizado en la notebook propiedad de la familia de la joven abusada. Lo que se trata de establecer es si había una relación previa entre Benítez y la niña, o si hubo algún tipo de engaño que haya determinado que ella se dirigiera al barrio La Cava.

Magaly tenía una cuenta de Facebook, en la que se rastrearon posibles contactos ocurridos el martes pasado o en los días previos. También se analizaba una tablet que pertenecía a la niña. El padre de la chica aseguró que fue “obligada” por Benítez, mientras que familiares del joven dicen que Magaly fue “protegida” por ellos cuando la encontraron llorando en la calle “porque se había peleado” con su padre adoptivo.
0
0
0
0No hay comentarios