Check the new version here

Popular channels

La ONU emplaza a acabar con los combustibles fósiles en el

 La ONU emplaza a acabar con los combustibles fósiles en el 2100
El nuevo informe del IPCC insiste en que el calentamiento global solo se frena con voluntad política
Es necesario actuar con decisión y rapidez para evitar lo peor, dicen los especialistas




La única forma de frenar los previsibles efectos ruinosos e irreversibles del cambio climáticoes reducir de manera drástica y rápida las emisiones de gases ligadas a los combustibles fósiles hasta llegar a su casi absoluta prohibición en el 2100, según subrayan las conclusiones del quinto informe del Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU(IPCC), presentado ayer en Copenhague. El volumen, el mayor esfuerzo realizado hasta la fecha en ciencia climática, pues en él han participado 800 autores y se han analizado 30.000 artículos científicos, tiene como objetivo informar a los políticos que a finales del próximo año se reunirán en París para intentar aprobar un nuevo tratado mundial sobre reducción de gases.
Para convencer a los más dubitativos, el texto incide varias veces en un aspecto clave: acometer una reducción «ambiciosa» de las emisiones de gases variaría el crecimiento económico del planeta durante el siglo XXI, que se estima entre el 1,6% y el 3% anual, en solo 0,06 puntos porcentuales. «Es técnicamente posible. Lo que faltan son instituciones y políticas apropiadas», afirmó en un comunicado Youba Sokona, copresidente de uno de los grupos de trabajo del IPCC. El informe es la síntesis de tres volúmenes anteriores publicados a lo largo del último año.
INTENSIDAD Y RAPIDEZ
Para limitar el aumento de la temperatura a finales de siglo a dos grados con respecto a los niveles preindustriales, considerado simbólicamente el umbral que separa lo aceptable de lo catastrófico, se necesitarán recortes de emisiones de entre el 40% y el 70% de aquí al 2050. Si el objetivo se logra pero en una fecha más tardía, insiste el IPCC, los problemas serán muy superiores. «Los riesgos de cambios abruptos o irreversibles aumentan si lo hace la magnitud del calentamiento», avisa el texto. Los países en desarrollo, que son justamente los últimos responsables del problema, son los más vulnerables al cambio climático por las dificultades que tienen y tendrán para hacerle frente, prosigue el informe, por lo que es clave una apuesta por la «igualdad», es decir, es esencial una inversión internacional en adaptación.
El informe del IPCC reitera las conocidas advertencias que ninguna de las grandes potencias parece tomarse en serio. Así, recuerda que las concentraciones atmosféricas de CO2, el principal gas de efecto invernadero, son las mayores de los últimos 800.000 años. Y que el periodo 1983-2012 fue probablemente el periodo de 30 años más cálido de los últimos 1.400 años. Y que el nivel del mar ha subido 19 centímetros desde 1901. «La ciencia ha hablado. No hay ambigüedad en su mensaje. Los líderes deben actuar. El tiempo no está de nuestro lado», dijo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.
Los primeros informes del IPCC, publicados en los años 1990, 1992 y 1995, aún mantenían muchas incertidumbres son las causas del cambio climático y su posible evolución, pero el cuarto, que se aprobó en el 2007, ya era inequívoco sobre la atribución del problema a las actividades humanas.
0
0
0
0No comments yet