Check the new version here

Popular channels

La orina del plancton o el krill altera la química del océan



La migración más grande en el planeta es el movimiento de animales pequeños por la superficie del océano abierto. Se alimentan de plantas al amparo de la oscuridad de la noche, y bajan a las profundidades sin luz donde se esconden de los depredadores durante el día.

Investigadores de University of Washington han encontrado que esta migración regular ayuda a dar forma a nuestros océanos. Durante las horas de luz por debajo de la superficie, estos animales liberan amoníaco, el equivalente de nuestra orina, que juega un papel importante en la química marina, particularmente en zonas con poco oxígeno. Los resultados se publican en Proceedings.

Plancton


"Estoy muy fascinado por estas migraciones masivas", dijo el autor principal Daniele Bianchi, un investigador postdoctoral en la Escuela de Oceanografía de la Universidad de Washington. "Para mí, es emocionante pensar en los efectos de la conducta animal a gran escala en el océano."

No cabe pensar que orinar en la inmensidad de los océanos podría tener un efecto. Pero los animales - que incluyen el diminuto zooplancton, crustáceos como el krill y peces como el pez linterna de hasta 5 centímetros de largo - compensan su pequeño tamaño con su gran abundancia en todos los océanos del mundo.

Liberan amoniaco
El amoniaco puede causar daños permanentes, incluso en cantidades pequeñas.



Después de una fiesta nocturna cerca de la superficie, estas pequeñas criaturas pasan un par de horas nadando hasta 200 a 600 metros de profundidad y emiten residuos sólidos y líquidos.

En trabajos anteriores, Bianchi hizo el sorprendente descubrimiento de que los animales pasan la mayor parte de su día en el agua con poco oxígeno. Las bacterias marinas consumen oxígeno que al descomponerse hunde el material muerto, creando zonas de bajo oxígeno a unos cientos de metros bajo la superficie.

El estudio anterior también mostró que los animales en realidad contribuyen a estas zonas con poco oxígeno utilizando el poco oxígeno que queda para respirar.

Krill


Los investigadores se preguntaron acerca de sus otras funciones corporales. Para el nuevo estudio, los autores tuvieron en cuenta sondeos con sonar bajo el agua para calcular cuántos animales están migrando a la que profundidades, y dónde. Después se calibró el efecto combinado de su digestión durante el día.

Los resultados muestran que en ciertas partes del océano, el amoníaco liberado por los animales impulsa una gran parte de la conversión libre de oxígeno de amonio y otras moléculas de gas nitrógeno, una transición química clave.

"Seguimos pensando que las bacterias hacen la mayoría del trabajo, pero el efecto de los animales es suficiente para alterar las tasas de estas reacciones y tal vez ayudan a explicar algunas de las mediciones", dijo Bianchi.





0
0
0
0No comments yet