La otan preocupada por una posible invasión rusa








La OTAN teme la invasión de Rusia a Ucrania
El ejército ruso sumó 20.000 soldados en la frontera oriental de Ucrania; Vladimir Putin lanzó una guerra comercial a Europa y EE.UU.


Rusia reunió unos 20.000 soldados en la frontera oriental de Ucrania y podría usar la excusa de una misión de paz o humanitaria para llevar a cabo una invasión a la ex república soviética, dijo hoy la OTAN.

El presidente Vladimir Putin anunció hoy la mayor respuesta económica a las medidas de Occidente contra Rusia, lanzando una guerra comercial que ordena a su Gobierno a restringir las importaciones de alimentos de países que hayan impuesto sanciones.

En momentos en que aumentan los combates y los separatistas pierden terreno, Rusia anunció ejercicios militares esta semana en la región fronteriza.



"No vamos a suponer qué hay en la mente de Rusia, pero podemos ver lo que Rusia está haciendo sobre el terreno y eso supone una gran preocupación. Rusia reunió a unos 20.000 hombres listos para el combate en la frontera oriental de Ucrania", dijo la portavoz de la OTAN, Oana Lungescu, en un comunicado.

Moscú podría usar "el pretexto de una misión de paz o humanitaria como excusa para introducir tropas en el este de Ucrania", agregó. Moscú se anexó la península de Crimea en marzo y Occidente dice que ha financiado y armado a rebeldes prorrusos que se enfrentan al Gobierno en el este de Ucrania desde abril.



Desde junio, las tropas del Gobierno han ganado terreno contra los separatistas, que han conseguido tanques, misiles y otras armas pesadas que Kiev y sus aliados occidentales dicen solo pueden haber pasado desde la frontera rusa.

Kiev dijo que 18 soldados ucranianos murieron y 54 resultaron heridos en 25 combates en la última jornada en el este del país.

El portavoz militar ucraniano, Andriy Lysenko, dijo que las fuerzas del Gobierno ubicadas en partes del este del país fueron bombardeadas desde el territorio ruso y que guardias fronterizos cerca de la ciudad de Luhansk quedaron bajo fuego de mortero y artillería durante cuatro horas.

Los enfrentamientos se intensificaron tras el derribo de un avión malasio con 298 personas a bordo el 17 de julio.

Ucrania y sus aliados occidentales acusan a Rusia de orquestar el conflicto y armar a los rebeldes, algo que Moscú niega. Estados Unidos y la Unión Europea impusieron sanciones contra empresas e individuos rusos. Ambos reforzaron sus sanciones días atrás para afectar los sectores rusos de petróleo, defensa y finanzas.

REPRESALIA




En respuesta, Putin ordenó hoy a su Gobierno que recopile una lista de productos agrícolas de países que impusieron sanciones a Moscú que serán prohibidos para importar a Rusia, medida que durará al menos un año.

El Servicio Veterinario y de Control Fitosanitario ruso prohibirá las importaciones de aves desde Estados Unidos, dijo su portavoz Alexei Alekseenko, que declinó especificar qué otros productos integrarán la lista, pero afirmó que la prohibición en las importaciones de alimentos de Estados Unidos y la UE será "bastante considerable".

Moscú ya había prohibido la importación de frutas y hortalizas de Polonia y la carne de Rumania, entre otros productos, argumentando seguridad alimenticia. El primer ministro finlandés advirtió de nefastas consecuencias económicas para su país, e incluso una posible repetición de la crisis financiera que afectó a la nación nórdica seis años atrás.

Rusia importó 43.000 millones de dólares en alimentos el año pasado. Es el mayor comprador de fruta y vegetales europeos y un importante comprador global de carne, pescado y productos avícolas.

Sin embargo, el impacto de las nuevas medidas de Putin podría ser limitado debido a la creciente inflación y al debilitamiento del rublo.

El presidente ruso dio instrucciones a su Gobierno de proteger a los consumidores cuando recopilen la lista de los productos a ser prohibidos, por lo que algunos alimentos populares podrían no verse afectados por la represalia.

SITIO

Las fuerzas oficiales ya recuperaron muchas localidades de manos de los rebeldes, que ahora están mayormente sitiados en las ciudades de Donetsk y Luhansk, a las que proclamaron capitales de dos "repúblicas populares".

Residentes en Donetsk, el principal centro industrial del este de Ucrania y ahora el bastión clave de los separatistas, dijeron que aviones de combate ucranianos habían realizado ataques nocturnos.



Periodistas de Reuters escucharon sobrevolar los aviones y las masivas explosiones durante la noche. En la mañana, las calles de un distrito industrial ubicado a unos tres kilómetros del centro de la ciudad estaban plagadas de cráteres.

Sin embargo, Lysenko negó que cazas locales hubieran llevado a cabo un ataque contra la ciudad de casi un millón de habitantes. "El Ejército ucraniano no bombardea las ciudades de Donetsk y Luhansk ni otros lugares similarmente poblados", afirmó.

Muchos residentes huyeron de las dos ciudades, pero cientos de miles aún residen en ellas. Desde marzo, Putin ha prometido usar la fuerza militar para proteger a "compatriotas" rusoparlantes en la ex Unión Soviética.

El primer ministro polaco, Donald Tusk, dijo el miércoles que la amenaza de una intervención directa por parte del Ejército de Rusia en Ucrania ha crecido en los últimos dos días.

Las casi 20.000 tropas incluían tanques, infantería, artillería, sistemas de defensa aéreos, así como personal de logística, fuerzas especiales, y varias aeronaves, dijo un funcionario de la OTAN bajo condición de anonimato.