Check the new version here

Popular channels

La policia mato a un pibe y dicen que fue un "accidente"

Luciano Arruga habría sido atropellado el día de su desaparición y enterrado como NN

El joven, visto por última vez el 31 de enero de 2009, habría muerto en un accidente de tránsito ese mismo día. Su cuerpo, sepultado en la Chacarita, fue identificado por las huellas dactilares. Resta el estudio de ADN


Noticia:

Luciano Arruga, un adolescente de 16 años, fue visto por última vez en la madrugada del sábado 31 de enero de 2009, cuando volvía a su casa de Lomas del Mirador, partido de La Matanza, luego de ver a sus amigos. Por su desaparición, se abrió una causa judicial contra ocho policías bonaerenses, acusados de "desaparición forzada de persona".

Ahora, tras cinco años de incertidumbre, la Justicia identificó el cuerpo de Arruga. Fuentes judiciales confirmaron a la agencia Noticias Argentinas que el joven habría muerto atropellado por un vehículo el mismo día de su desaparición y enterrado como NN en el cementerio de la Chacarita.

El accidente se produjo en Mosconi y General Paz, a 15 cuadras de la casa de la familia Arruga. El conductor que lo atropelló fue sobreseído por la jueza Laura Bruniard, ya que las pericias resolvieron que manejaba a velocidad normal.

La identificación del cuerpo de Arruga se llevó a cabo cotejando las huellas dactilares del expediente con las de los NN sepultados en los últimos cinco años en la Chacarita. De todos modos restan los estudios de ADN para arrojar un porcentaje inobjetable de certeza sobre la identidad. Con las últimas novedades, el juez Juan Pablo Salas y el fiscal Sebastián Basso, a cargo de la causa por la desaparición de Arruga, preparan una batería de medidas que incluiría la exhumación del cuerpo.

Familiares y amigos de Luciano Arruga, junto con el Centro de Estudios Legales y Sociales y la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, brindaron una conferencia de prensa en la sede del CELS para brindar su posición sobre lo ocurrido. El periodista Horario Verbitsky confirmó la identificación del cuerpo, sostuvo que persisten sospechas sobre la Policía Bonaerense y afirmó que "el caso no está cerrado".

Junto a Mónica Alegre y Vanesa Arruga, madre y hermana de Luciano, Verbitsky consideró que "sigue habiendo motivos de sospecha sobre el compartamiento" de los efectivos policiales contra el joven. "Hay interrogantes pendientes", agregó.

El caso
Testigos denunciaron que Arruga fue "levantado" por una patrullero de la Bonaerense y llevado a un destacamento de Lomas del Mirador, donde otros detenidos aseguraron que el joven fue "golpeado duramente y torturado". No era la primera vez que el adolescente había sido apresado. Sus familiares sostienen que la Policía "hostigaba" al chico porque se negaba a robar para ellos.

Por la desaparición de Arruga fueron apuntados ocho policías, que fueron desplazados finalmente en 2013, aunque no fueron procesados. La causa judicial fue caratulada durante tres años como "averiguación de paradero", hasta que en 2013 cambió a "desaparición forzada", por lo que pasó al Fuero Federal.

Cinco años después, no hay detenidos ni procesados en la investigación.


-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


LA VERDAD DE LA MILANESA:

Casi seis años de complicidad policial, municipal y estatal. Todos cubriendo la desaparición, tortura y asesinato de un pibe que se negó a afanar para la policía.
Lo secuestraron el 31 de enero. Lo torturaron, hasta la hermana escuchó sus gritos cuando estuvo en la comisaría. Lo llevaron hasta la General Paz y lo hicieron cruzarla corriendo para matarlo (como hacen con tantos pibes a los que obligaron a tirarse al Riachuelo). Lo llevaron con el Same al Santojanni, y ahí estaba cuando fueron a buscarlo. Pero nadie quiso hablar, lo escondieron. Días después le tomaron las huellas, y nunca buscaron su paradero porque sabían quién era. Había que hacer silencio hasta que lo llevaran a la Chacarita como NN. Y ahí quedó, enterrado como una basura sin nombre, mientras su familia recorría cada despacho policial y municipal, hasta que subieron a un millón la recompensa. Y alguien habló.
Ese es el final de un pibe pobre. "Afaná o te matamos". Lo mata la policía. Pero en estos cinco años de desidia y sobre todo, de encubrimiento, el Estado lo mató otra vez.
Policía asesina. Estado asesino. La democracia es para los ricos. Si sos pobre, son ellos los que deciden cuándo y cómo vas a morir.
0
0
0
0
0No comments yet