La presidenta pidió a los empresarios "no bajar salarios"

Fue al encabezar en el partido bonaerense de Campana el acto de lanzamiento del nuevo modelo HR-V de Honda, acompañada por los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Industria, Débora Giorgi.



La presidenta Cristina Kirchner hizo un llamado a los empresarios a "no bajar los salarios" de los trabajadores y les pidió resignar un "cachito" la rentabilidad y traer "la plata que se llevaron afuera" para impulsar más inversiones.

"No señores, para aumentar la inversión hay que disminuir un cachito la rentabilidad, o traer alguna de la que se llevaron afuera y ponerla acá. Nada de achicar la demanda. No, no, no, porque achicar la demanda es muy simple, es achicar los salarios", advirtió la jefa de Estado.

Fue al encabezar en el partido bonaerense de Campana el acto de lanzamiento del nuevo modelo HR-V de Honda, acompañada por los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Industria, Débora Giorgi.

La mandataria alertó que "no hay ninguna otra manera, por más que te la quieran explicar los economistas de cualquier manera", en abierta alusión a los especialistas que representan a los precandidatos presidenciales de la oposición. En un acto que contó también con la presencia de los gobernadores Daniel Scioli (Buenos Aires) y Juan Manuel Urtubey (Salta), insistió en que "la única manera de achicar la demanda es reduciendo los salarios", al indicar que "el que dice otra cosa les miente, les quiere enroscar la ´bicha´", dijo Cristina, al evitar mencionar al ofidio, pero remarcó que ella es "serpiente de agua en el horóscopo chino".

Además, exigió que "nadie nos quiera vender pescado podrido" porque después de "muchas décadas no estamos dispuestos a indigestarnos de nuevo". "Que nadie nos quiera vender pescado podrido, porque ya comimos muchas décadas pescado podrido y no estamos dispuestos a indigestarnos de nuevo", alertó la mandataria.

La presidenta inauguró la producción del nuevo modelo HR-V, del que se producirán 15.000 unidades anuales, el nuevo ´crossover´- tendrá en principio un contenido de piezas locales cercano al 21% que se incrementará gradualmente. En una primera etapa, según se informó demandó el desarrollo de 60 autopartes con proveedores nacionales, mientras la inversión total será de 250 millones de pesos.

Por su parte, el presidente de Honda Motor de Argentina, Hideki Kamiyama, destacó que la empresa se radicó hace 35 años en el país y que en 2006 inauguraron su primera fábrica que produce 600 mil unidades de motocicletas en la planta de Florencio Varela. Remarcó, además, que en el 2011 hubo otro hito con la apertura de la planta automotriz en Campana, que demandó una inversión de U$S 350 millones, ha duplicado la cantidad de empleados, y cuenta actualmente con 1.200 "asociados", como prefieren llamarlos los japoneses.

En tanto, el CEO Regional de Operaciones de Honda Sudamérica, Issao Mizoguchi, agradeció "el inicio de producción y exportación del nuevo modelo" que creará un "nuevo segmento en el mercado local".

Desde Campana, la mandataria mantuvo una videoconferencia con la provincia de Tucumán, para dejar inaugurada la planta piloto de Biotecnología en PROIMI, donde se contacto con el gobernador, José Alperovich y el titular del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Roberto Salvarezza. Además, se comunicó con el partido Avellaneda, donde se presentó la nueva planta para carrozar colectivos Italbus.

Fuente: NA