Check the new version here

Popular channels

La raptaron y violaron por error



Exclusivo. Una mujer de 52 años permaneció 12 horas cautiva en poder de un delincuente y de su joven amante quien decía que ambas habían mantenido un altercado cuando se hallaban detenidas en una comisaría. La víctima logró escaparse. La policía detuvo a los agresores.

En un tremendo suceso, una mujer de 52 años permaneció 12 horas cautiva en poder de un delincuente y de su joven amante. Ésta última le había pedido a su compañero sexual vengarse de la víctima, porque decía que ambas habían mantenido un altercado cuando se hallaban detenidas en una comisaría. La damnificada estuvo secuestrada en una humilde casa en poder de los forajidos, que la torturaron y la violaron sin piedad, delante de los 5 pequeños hijos de la agresora. Finalmente, la mujer logró fugar de esa vivienda y debió ser internada.

Las autoridades policiales apresaron a dichos malvivientes. El caso se registró en la localidad bonaerense de Glew, en el partido de Almirante Brown. Se estima que los marginales habían actuado alcoholizados o drogados, porque se equivocaron por completo de persona, ya que la rehén que padeció la salvaje odisea nunca estuvo alojada en una seccional, junto a la mujer que pretendía consumar la terrible venganza.

Los voceros revelaron que los hechos comenzaron a 21.10 del miércoles pasado cuando la víctima, de 52 años, se dirigía a pie a la finca de una familiar y, arribar al cruce de Batalla de Pavón y Plumerillo, se cruzó con un hombre de 32 y una joven, de 28, que se hallaban en la puerta de una vivienda.

Quería vengarse

De manera repentina la muchacha le dijo al sujeto que ella conocía a esa persona debido a que, tiempo atrás, habían estado presas en el sector de mujeres de la comisaría de Adrogué, donde mantuvieron una reyerta. La joven le reclamó una venganza a su amante y entonces, entre ambos, redujeron a la víctima y la introdujeron por la fuerza en el inmueble. Los delincuentes golpearon a la damnificada y la hirieron aplicándole cortes con un cuchillo en el estómago y en los brazos. Para tal fin, colocaron música de cumbia para tapar los gritos de la torturada. Finalmente, el depravado violó a la rehén.

Al llegar la mañana de ayer, la víctima logró escapar de la vivienda y comenzó a solicitar ayuda. Un vecino del lugar avisó de la situación a la comisaría de Glew (7ª de Almirante Brown) y minutos después los efectivos policiales detuvieron a la pareja. La víctima está internada en el hospital Lucio Meléndez, en Adrogué.
0
0
0
0No comments yet