Check the new version here

Popular channels

La Selección, más cerca de la idea de Martino






Se fue ganadora la Selección del Tata de tierras estadounidenses. Es positivo el saldo en cuanto a los resultados (dos triunfos). Y por lo demostrado anoche, aquí en Nueva Jersey ante Ecuador -sobre todo en el segundo tiempo-, también quedó encendida la luz verde del fútbol que quiere el DT argentino. El sábado, si bien le costó, logró vencer a un equipo súper defensivo como El Salvador y ayer le ganó a un interesante potencial rival de la Copa América. Un dato no menor: lo hizo sin el lesionado Lionel Messi.






Hay una cuestión que está clara en lo que va de este nuevo ciclo post subcampeonato mundial de Brasil 2014: la idea de Gerardo Martino, jueguen los nombres que jueguen, con o sin Messi, es siempre la misma. O, al menos, trata de serlo. La pelota debe salir desde los pies del arquero por abajo, generalmente hacia el volante central, que es quien baja para recibir, mientras los laterales suben por ambas bandas y los defensores centrales se abren a los costados. Por allí empieza el juego de esta Selección argentina y busca avanzar siempre por el piso, rastreando los espacios en el campo ajeno, ya sea por el centro o abriendo por afuera con los extremos, como los suele llamar el Tata.

La idea está, pero falta pulirla en la práctica. Porque Argentina anoche, en la fría Nueva Jersey, volvió a tener problemas en defensa. Especialmente, en el primer tiempo. Esa salida desde el fondo no siempre fue limpia y las imprecisiones en el mediocampo pusieron en riesgo al arco defendido por Romero. Hay jugadas preparadas, como se vio en el 1-0 del equipo celeste y blanco, desde una pelota parada como lo es un tiro de esquina. Al fin de cuentas, por esa vía llegó el gol de Agüero.

Hay trabajo, a pesar del poco tiempo que dispone Martino para tener a todo su grupo unido. Sin embargo, le llevará tiempo que los engranajes de su Selección estén bien aceitados. Y todas las imperfecciones quedan más expuestas cuando Messi no está, porque en ataque tampoco tiene el desequilibrio habitual. Ayer, Di María fue el que intentó, al menos, calzarse el disfraz de La Pulga, yendo por el sector derecho, con el perfil cambiado. Lo intentó Fideo. Cuando pudo, tiró al arco y cuando no, trató de meter balones en profundidad. No siempre tuvo éxito.
Saludable es lo de Ecuador. En este nuevo proceso encarado por el argentino Gustavo Quinteros, el orden y el progreso van de la mano. Prolijo a la hora de marcar y presionar con sus dos delanteros, firme en el círculo central con su doble cinco e hiriente por el callejón zurdo de la cancha cuando Walter Ayoví se conectó con Angel Mena. Así, complicó a la última línea argentina y empató Miller Bolaños.

Apareció Pastore en el segundo tiempo, casi ausente en el primero. Y creció el volumen de juego de la Selección. Y encontró el gol, con una sutileza. Se vio lo mejor de Argentina en esos cuarenta y cinco minutos. Con Mascherano firme y Biglia asociándose al armado del juego. Una buena señal, más allá de sus desniveles atrás.

0
0
0
0
0No comments yet