Check the new version here

Popular channels

La vergonzosa historia de un alcalde mexicano

Corrupción.Hilario Ramírez ya se había hecho famoso por decir: "sí, robé, pero poco". Ahora gastó casi 900 mil dólares en su fiesta de cumpleaños, donde públicamente manoseó y mostró el trasero de una joven. Luego pidió perdón de una manera igualmente insólita.




Claramente al tipo no le importa nada. Es su fiesta de cumpleaños, por la que pagó una fortuna. Un grupo de música popular toca y él baila con una joven que lo provoca. Y él le responde. Todos miran, ríen, aplauden. Filman... filman como el alcalde de la localidad mexicana de San Blas, Hilario Ramírez Villanueva, manosea primero y levanta el vestido, después, de la muchacha -una vez, varias veces-, a la que tampoco le importa demasiado porque sigue bailando sin más.

Corrupto confeso con su infame frase escupida públicamente el año pasado: "sí, robé, pero poco, porque no había dinero" (en las arcas públicas), Ramírez vuelve ahora por más bochorno. No solo le levantó la falda a la joven, "la niña Rosita", en el escenario mientras se celebraba su fastuoso 44 cumpleaños en una fiesta que costó 15 millones de pesos mexicano o la friolera de 830.000 euros (lo mismo que el presupuesto de Seguridad), sino también por su peculiar manera de pedir disculpas por el exabrupto.

Aprovechó el día de la mujer este domingo para mostrarse arrepentido y pedir "perdón a la chica y a todas las madres del mundo", para ello regaló una plancha a toda la platea femenina para demostrar su total respeto hacia ellas.

Según relata hoy el diario español El Mundo, Ramírez, fue alcalde de San Blas de 2008 a 2011. Cuando se presentó a la reelección salió al paso de algunas acusaciones de malversación de fondos públicos declarando que "han dicho que robé mucho dinero. Sí robé, pero poquito, porque no había dinero".
0
0
0
0
0No comments yet