Check the new version here

Popular channels

La versión española y torpe de Gaby Cerruti

El objetivo directo de la crítica no fue Macri, pero sí fue algo relacionado a él por lo menos de forma indirecta y por un tema desagradable y repudiable. Terminando el 2015, la ex legisladora porteña Gabriela Cerruti intentó criticarlo por vacacionar habiendo inundados y adjuntó una foto que al final no era de Paraná (Entre Ríos) como quiso hacer creer, sino de Tabasco, México, en el año 2011.



Captura del anacrónico tweet que Cerruti mandó erróneamente aquella vez.

Ahora pasó algo muy similar a ese tropezón de la despistada militante K, pero cruzando el Atlántico y llegando hacia tierra española, en donde un diputado del PP (Partido Popular), de Mariano Rajoy, metió fuerte la pata y aquello le costó tener que aguantarse burlas a granel. Pero lo particular no fue tanto el error que claro lo terminó perjudicando, sino que su base fue un evento originado en nuestra Argentina. Muy seguramente vas a reconocer instantáneamente la toma en cuestión:


Uno de los montajes de Podemos, hecho en burla al diputado del PP.

Este llamó "bárbaros" a los miembros del partido opositor, junto a una imagen de personas haciendo sus necesidades en una iglesia y luego tuvo que pedir disculpas porque era de Buenos Aires.

El diputado español Antoni Camps vio la foto, pensó ver en ella la Catedral de la Almudena, en Madrid, y se indignó porque supuso que quienes la orinaban eran militantes de Podemos, el partido que rompió con el bipartidismo en ese país ibérico. Enseguida, volcó su rechazo en Twitter... pero no le salió bien.
"Aquí vemos a algunos miembros de Podemos meando a las puertas de la Almudena. La barbarie nos quiere gobernar...", escribió por Twitter. La imagen que acompañó sus dichos era brutal: tres hombres y cinco mujeres aparecían "aliviando su fisiología" en las escalinatas de una iglesia.


"Ya está, coño de su puta madre, ¿vale? Ya sé que la he fregao y me callo, joder!"

[/i]Pero la foto del parlamentario balear por Menorca no era del edificio, sino de la Catedral Metropolitana de Buenos Aires en cuyas escaleras algunos militantes de La Cámpora y otros rejuntes afines habían orinado y hasta dicen que defecado. Al verse el error Tuvo que salir a pedir disculpas, aunque no alcanzó porque además de ser insuficiente, para cuando eso ocurrió los militantes de Podemos ya habían disparado una campaña viral con su error.

Por su falta de recaudo necesario, el político -sin saberlo- fue víctima de un fake. Es decir: la imagen que circulaba y decía ser de la Catedral de la Almudena era en realidad una foto relativamente vieja, tomada en la ciudad de Buenos Aires en la hora y lugar donde había ocurrido lo ya dicho. Al menos tuvo la altura y decencia de rectificar su error:


El texto posterior al papelón, donde se disculpa por su error.

Más allá de las disculpas, diferentes dirigentes de Podemos, partido de Pablo Iglesias, tomaron esa metida de pata para lanzar una campaña viral, burlándose del diputado e ironizando sobre la situación del Partido Popular bajo el hashtag #MeadaPPera.




Y a pesar de perdonar su macana, hubo cero piedad en devolvérsela.

Todo esto nos avisa de intentar siempre cuidar lo que decimos y/o publicamos en la red. Si no verificamos que lo que vemos sea tal cual lo vemos y no un dato alterado, podemos llevarnos un mal trago aunque sea por un tiempo aunque siempre es mejor evitarlo aún si resulta breve. Ya nos podemos considerar tristemente "famosos" en aquél terruño a manos de los "pibes para la robolución".







SI TE GUSTÓ EL APORTE, POR FAVOR COMENTÁ

Moderéishon de bad comments is on.

Sou plis: jav rescatéishon, papu.




0
0
0
0
0No comments yet