Check the new version here

Popular channels

La violencia complica a la AFA de Segura

BARRAS BRAVAS

La violencia complica a la AFA de Segura: Otro muerto en un choque de barras


Un enfrentamiento entre barras bravas de San Telmo y Dock Sud se produjo este lunes (10/11) en horas de la noche en el Puente Avellaneda y dejó un muerto y al menos dos heridos de gravedad. A raíz de este episodio, las autoridades reforzaron la seguridad en el hospital Argerich, donde atienden a los lesionados, ante el temor de nuevos incidentes entre las hinchadas. Este nuevo trágico suceso se suma a lo ocurrido el mes pasado en la disputa del clásico entre Newell’s Old Boys y Rosario Central que dejó dos hinchas de Central muertos que se encontraban festejando el triunfo de sus equipoz. Tampoco hay que dejar de mencionar los choques entre dos facciones de la hinchada de Almirante Brown que también dejaron un muerto y el asesinato del hijo del líder de una de las facciones de la barra brava de Quilmes comandada por Osvaldo "Dedo" Becerra.
10/11/2014|23:11


 
Imágenes de lo que dejó el enfrentamiento entre barras de San Telmo y Dock Sud


VALOR AGREGADO




CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- La violencia en el fútbol argentino está volviendo a la situación previa a la decisión de prohibir las hinchadas visitantes en los estadios. Este lunes (10/11)  se produjo un nuevo enfrentamiento entre barras que dejó otro muerto y al menos dos heridos de gravedad. El cruce se produjo en el Puente Avellaneda entre las hinchadas de San Telmo y Dock Sud. La semana pasada hubo otros dos choques de barras con muertos. La AFA, ya sin Grondona, está perdiendo de vista la seguridad y las internas de barras.

Sobre el hecho de este lunes, la hinchada del "Docke" salía del encuentro que su equipo había disputado en su cancha ante Talleres de Remedios de Escalada por la Zona A de la Primera C. La parcialidad de San Telmo, en tanto, por la prohibición del acceso a los visitantes, no había podido concurrir al partido que el equipo de la Isla Maciel jugó ante defensores de Cambaceres por el Grupo B de la misma categoría.

Una nota publicada en Infobae dio a conocer que el enfrentamiento se produjo con armas de fuego en el Puente Avellaneda. Al hospital Argerich ingresó un hincha de San Telmo fallecido, y otros dos sufrieron heridas. 

De los pacientes que quedaron internados, uno sufrió un disparo de un arma de fuego en el abdomen y el otro recibió un balazo de goma en el rostro. El primero de ellos está siendo operado.

En el nosocomio intervino el Grupo Albatros de Prefectura nacional y se ordenó una contención especial para evitar posibles conflictos ante la llegada de los familiares del fallecido y los heridos al lugar.

Este nuevo hecho trágico se sumó a lo ocurrido la semana pasada cuando dos facciones de la barra brava de Almirante Brown se habían enfrentado a los tiros cerca de su estadio en la previa del partido que iban a disputar el equipo de ‘La Fragata’ ante Estudiantes de Caseros que correspondía a la vigésima fecha de la Zona A del torneo de la Primera B Metropolitana que finalmente había sido suspendido. Los disturbios habían dejado un muerto, varios heridos de gravedad y al menos 20 detenidos.

Hace un par de meses, cuando Luis Alberto Diosquez asumió como presidente del club, intentó terminar con los constantes enfrentamientos que existía en la barrabrava de la "Fragata".

Entonces se reunió con las tres facciones para intentar tenerlos "controlados" y organizar una barrabrava "oficial" que no generara problemas, bajo el ala de "La Barra del Mostro". Por otra parte, hubo varios de la vieja guardia que decidieron no aceptar el pacto y formaron "Los Dengues", con gente del barrio "Los Pinos" y un potrero cercano llamado "La Tierrita".

Este grupo de 60 personas eran los que venían desde el comienzo de la semana a través de las redes sociales avisando que iban a ir a la cancha, pese a que sólo podían ingresar socios, y ellos no lo eran.

En esa misma semana el hijo del líder de uno de las facciones de la barra brava de Quilmes había sido hallado muerto en una camioneta, con tres disparos. Se trataba de Diego Becerra, hijo de Osvaldo "Dedo" Becerra, quién había sido asesinado por otros dos individuos que iban en una moto, en la intersección de las calles Santa Fe y Zola de Ezpeleta, en la zona sur del conurbano bonaerense.

El barra brava asesinado pertenecía a la facción de "Los Alamos", liderada por su padre, y los autores del hecho están vinculados a la facción "El Monte", liderada por Ramiro Bustamante, quien se encuentra preso en el penal de Magdalena.

Este episodio violento de la barra de Quilmes se remonta a lo ocurrido el lunes 29 de abril de 2014 cuando en un enfrentamiento entre estas dos facciones de la barra cervecera terminó con seis heridos de bala.

El martes 11 de marzo de 2014, en la previa del partido ante All Boys, las dos líneas de la barra brava de Quilmes protagonizaron un violento enfrentamiento en la tribuna del estadio Centenario. El motivo: un grupo copó el sector de las gradas donde se ubica la barra con el objetivo de recuperar su poder allí y todo terminó en otro episodio violento.

La interna en el "Cervecero" es la guerra de dos familias. Entre "Los Bustamante" y "Los Becerra" hay varios episodios de violencia en los últimos tiempos. El lunes 10 de marzo de 2014 se produjo uno de ellos en el momento en el que Mario, el hijo de "Dedo", se instaló en la tribuna para recuperar el poder perdido por su padre y fue atacado por sus enemigos para que eso no suceda.

El 24 de abril, un grupo de hombres llegó con armas y facas a un lavadero, propiedad de Becerra, para exigirle a "Dedo" el control de los puestos de indumentaria del club de la localidad del Sur. Los puestas de venta de comida y ropa que están en el estadio y sus inmediaciones ya pasaron a manos de Bustamante.

El domingo 19/10 tras la disputa del clásico rosarino que animaron Rosario Central y Newell’s Old Boys de Rosario por el partido que perteneció a la décimo segunda fecha del Torneo de Transición 2014 en un encuentro que se disputo en el estadio Gigante de Arroyito y sin público visitante con victoria del 'Canalla' sobre la 'Lepra' por 2-0, se destaron graves incidentes que ocasionaron la muerte de dos hinchas de Central que se encontraban festejando el triunfo de sus equipo. La primera víctima había recibido un disparo en la zona noroeste de la ciudad y la segunda había sido apuñalada en la zona sudoeste.

La primera víctima había sido identificada como Martín Acosta, de 39 años. Acosta estaba en la calle Brasil al 1300, en Barrio Belgrano, festejando la victoria de equipo auriazul en el clásico, cuando un vecino salió a enfrentarlo ofuscado por los festejos. Le efectuó varios disparos y uno de los tiros lo hirió en la región dorsal. Una ambulancia del servicio Sies habia trasladado de inmediato a la víctima al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), donde cerca de las 21 falleció.

La segunda victoria había sido identificada con el nombre de Lautaro Bova de 22 años, quien cerca de las 19 del domingo había sido apuñalado a la altura del esternón cuando caminaba por Castellanos y Centeno por lo que había sido derivado a la guardia del mismo hospital con una herida de arma blanca y dos horas después había fallecido.

La violencia dentro y fuera de las canchas sigue sin solución en el fútbol argentino por lo que siguen sucediéndose graves hechos pese a que la presencia del público visitante está prohibida, pero aun así continúan los choques entre barrabravas incluso de un mismo club o entre los hinchas por la mera rivalidad exacerbada.
0
0
0
0
0No comments yet