Check the new version here

Popular channels

Lacalle Pou muestra a su familia

SE SIENTE, SE SIENTE...

Lorena Ponce de León, tiene 38 años, es madre de tres niños y desde hace 14 años está casada con Luis Lacalle Pou, el candidato presidencial del Partido Nacional.



Lo conoció cuando tenía 16 y él era el hijo del presidente Luis Alberto Lacalle. Un día la invitó a salir y salieron. Eso fue todo. Pasaron cinco años y se volvieron a encontrar en un asado organizado por una prima del candidato. Cuando se casaron en el 2000, Lacalle Pou era diputado y Lorena lo acompañaba en sus recorridas por Canelones.


Hoy el rol político de su esposo, con posibilidades de ser presidente de Uruguay, la trajo nuevamente al ruedo. Lorena –paisajista de profesión– empezó a aparecer en los spot publicitarios con sus hijos y ahora volvió a acompañarlo en las giras nacionales.En su agenda tiene anotado que desde el acto en Florida, el 4 de octubre, va al interior con su esposo.



Pocos días antes fue con él a Buenos Aires. “Tampoco quiero empalagarlo ni empalagarme”, “lo acompaño, trato de ayudarlo sobre todo dando un consejo con cariño”, dijo a El Observador antes de entrar a la entrevista de televisión.



Para la nota vino acompañada de una amiga y del encargado de prensa nacionalista Carlos Baceda.En este último tramo de la campaña se le ve más junto a su esposo. Incluso el 6 de octubre, día del cumpleaños de Lorena, estaban en Melo y a instancia de Jorge Larrañaga los militantes le cantaron a coro para agasajarla. “Es la primera vez que pasa lejos de sus pichones en su cumpleaños”, dijo esa noche emocionado el candidato de los blancos.



Entrevistada ayer por Cecilia Bonino en El Observador TV, Lorena contó que Lacalle Pou aprendió de las críticas, incluso del episodio con el diputado Juan José Domínguez, quien en el Parlamento le espetó “oligarca puto”. “Esa noche me llamaron para decirme que Luis se agarró a las piñas”. “Pensé que era algo más grave, que había chocado en la ruta, que se había matado. Ese acto, en el que el pidió perdón, le sirvió para cambiar”.Bonino le preguntó ¿qué siente cuando escucha lo de las pompas de jabón?. “Que no lo conocen, que no leyeron el programa”, respondió Lorena.



Sus amigos conocen a esta mujer como “Loly” pero en el comando de Lacalle Pou, le dicen “Terminator” y ella lo sabe. Explicó que eso es porque le preguntan aspectos vinculados, por ejemplo a los spot de campaña, y da su opinión sincera. A veces le hacen caso en cuestiones de imagen que es donde interviene. También le dice a su esposo, si estuvo bien o no, en una entrevista. Dijo que el candidato habla “bastante” con su padre, el ex presidente Lacalle Herrera, y al “cuqui le encanta dar consejos”



Si llegan a ganar, los Lacalle Pou se mudarán a la residencia de Suárez y Reyes en el Prado. “Yo creo en las formalidades” dijo. “Los niños saben que Suárez queda lejos”, nada más. Lorena, con la posibilidad de ser primera dama, se imagina trabajando en temas rurales. La adopción de niños es otro capítulo de la vida que le preocupa. Cómo mujer debió esperar para quedar embarazada y sus dos primeros hijos nacieron por fertilización en vitro. El tercero llegó un poco después. “La adopción está como trancada, se hicieron cosas pero sigue siendo muy trancada”. “Me gustaría ayudar en ser más flexible sobre todo con aquellas familias que presentan todas las condiciones para adoptar y dar amor a los chicos”, comentó.



En la campaña, hasta el barrio donde viven, Altos de la Tahona, fue motivo de discusión. La familia no pensó en mudarse por la campaña para evitar esas críticas. “Somos lo que somos”, afirmó Lorena. “Luis se muestra tal cual es, nosotros vivimos ahí, estamos contentos de donde vivimos y no nos vamos a mostrar de otra manera, sino sería ponerse una careta”. Otro de hecho de discusión fue cuando Lacalle Pou hizo la bandera. “Es típico de él” explicó su esposa.” “La primera vez que le vi hacer la bandera fue en la luna de miel”. “Es una pavada que hace siempre. Cada vez que estamos en algún lugar y ve un palo se cuelga”. “Es como una picardía, un juego”. “Esa noche vino y me dijo: ¿sabes que hice la bandera? y me parece que me van a matar”. “Fue tapa de los diarios”. “A mí me pareció cómico”, dijo su esposa. Lorena contó que con el tiempo fue poniendo “normas” para tener una convivencia familiar “medianamente normal”. Así por ejemplo, “Luis”, todos los lunes debe llevar a sus tres hijos al colegio y pasar a buscar a otros niños. A ella le toca llevarlos martes y miércoles y otras madres los llevan “en esa cadena” jueves y viernes.



El candidato no llega a tiempo para ayudar a sus hijos en los deberes pero dentro de esas normas está almorzar en casa, al menos, dos veces por semana. También tienen distribuidos los fines de semana. Algunos son para la política y otros para la familia. Los domingos, Lacalle Pou lleva a sus hijos al baby fútbol y arregla su agenda para poder ir a la cancha con ellos. Dijo también que su esposo “es coqueto” y trata de mantenerse cuidándose en las comidas.



También contó que Lacalle Pou fue su primer “conejillo de India” cuando le recomendó empezar a tomar flores de Bach para curarlo de “vértigo”. Ella empezó esa terapia y luego, al ver los resultados, se la recomendó a su esposo.







0
0
0
0No comments yet