About Taringa!

Popular channels

Lacalle Pou va a ser el presidente más joven de Uruguay

.







Lacalle Pou, el candidato a la presidencia más joven de Uruguay

El opositor intentará arrrebatarle de las manos la presidencia al Frente Amplio de Tabaré Vázquez.

Luis Lacalle Pou llegó con un discurso de matiz juvenil, con mensajes publicitarios en clave de pop.

Con un aire fresco y renovado, Luis Lacalle Pou se coló en la envejecida política uruguaya y le complicó un partido que parecía fácil al oficialista Frente Amplio (izquierda).

El joven líder del conservador Partido Nacional (PN, centro-derecha) que tiene el 32 por ciento de intención de voto, según las encuestas, se ha convertido en la sorpresa de las elecciones en las que este domingo se elegirá al nuevo presidente de Uruguay.

Su vertiginoso ascenso le hace pelear, con muchas chances de victoria, la silla presidencial con el experimentado candidato oficialista, Tabaré Vázquez, que parece obligado a pelear en una segunda vuelta. (Lea también:Tabaré Vázquez busca perpetuar a la izquierda en Uruguay).

Con un 6 por ciento de intención de voto en el inicio de la campaña en marzo de 2014, Lacalle logró escalar hasta ganar el pasado 1 de junio el 54 por ciento de los votos en las elecciones internas, arrebatándole la victoria al histórico líder de su colectividad, Jorge Larrañaga, hoy su fórmula a la vicepresidencia.




Lacalle Pou, de 41 años, es el aspirante a la presidencia más joven en la historia del país, y de ganar se convertiría en el presidente más joven de Suramérica. Llegó a la Cámara de Diputados (de Representantes) con sólo 26 años y fue reelegido durante tres períodos consecutivos.

Proviene de una familia históricamente vinculada con la política. Es hijo del expresidente Luis Alberto Lacalle (1990-1995) y bisnieto del también histórico líder nacionalista Luis Alberto de Herrera.

El candidato, abogado, padre de tres hijos y quien se define como alguien rebelde, asegura que no le pesa la dinastía política que lo acompaña.

“La política está en mi columna vertebral, en mi ADN, en mi forma de ser. Yo siempre fui un rebelde. Pero que antes era un rebelde negativo, sin causa, contra todo. No tuve que cambiar, soy el mismo rebelde, pero con causas positivas”, le dijo a EL TIEMPO meses atrás durante una entrevista.





En un país que envejece a pasos agigantados, y cuyas formas de hacer política siguen siendo conservadoras, la campaña de Lacalle Pou llegó con un discurso de matiz juvenil, con mensajes publicitarios en clave de pop, que día tras día se metieron en la cabeza de los uruguayos.

Un tono positivo, que evita a toda costa la confrontaciones, pero que también le ha significado críticas por parte de sus opositores que tildan su programa de gobierno como carente de contenido.

“Lo que está bien se deja, lo que está mal lo vamos a cambiar” es la frase bandera bajo la cual Lacalle Pou pretende, por ejemplo, continuar con los programas sociales del gobierno y con la política monetaria y fiscal, pero también derogar parte de la ley de marihuana y no recibir a los presos de Guantánamo.



















































0No comments yet
      GIF